BLOGS
07/11/2015 09:28 CET | Actualizado 07/11/2016 11:12 CET

El franquismo fue un régimen de súbditos, ciudadano Rivera

albertPor mucho que usted lo pretenda, ciudadano Rivera, no puede haber borrón y cuenta nueva -desde esa Transición que usted quiere considerar como punto de partida- con esas miles de heridas abiertas en las fosas sin nombre repartidas por España.

Foto: EFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, explicó el pasado domingo que su partido no apoyó una moción en el Ayuntamiento de Calatayud (Zaragoza) para retirar al dictador Francisco Franco la medalla de oro de esta ciudad porque no está a favor de abrir "un debate sobre la memoria histórica", según una noticia difundida por Europa Press.

Rivera manifestó en Ávila, durante una rueda de prensa celebrada en esta ciudad tras la reunión del comité ejecutivo de su partido, que desconoce el texto concreto de la moción, pero que ya se han abstenido en otros lugares del país cuando otros partidos han propuesto "abrir un debate sobre la memoria histórica". El líder de Ciudadanos quiere -según sus propias palabras- que la "Transición sea el punto de partida, no que se hagan enmiendas a la totalidad". La semejanza en este sentido con lo que el Partido Popular pretende y ha favorecido durante sus años de gobernación es absoluta.

Ciudadanos quiere hacernos ciudadanos de un país sin verdad, justicia y reparación para los miles de ciudadanos que combatieron contra la dictadura y fueron por esa razón asesinados, estando aún sus restos enterrados -como los de unas alimañas que exterminar- por los mismos sicarios que procedieron a su ejecución y fueron forjadores y participes de un régimen aliado en sus orígenes con el nazi-facismo, responsable a su vez de la segunda Guerra Mundial, el más trágico de los conflictos armados sufridos por los seres humanos a lo largo de la historia.

Cualquier ciudadano con una mínima sensibilidad histórica y democrática debe deducir, una vez leídas las declaraciones del citado líder, que con ese discurso no se puede construir un partido que lleve el nombre de Ciudadanos, puesto que el franquismo fue un régimen de súbditos, ciudadano Rivera, y lo que sus palabras sugieren es que a usted eso no le merece ningún tipo de repulsa. Por mucho que usted lo pretenda, ciudadano Rivera, no puede haber borrón y cuenta nueva -desde esa Transición que usted quiere considerar como punto de partida- con esas miles de heridas abiertas en las fosas sin nombre repartidas por España.

Todos los que están enterrados en ellas, durante demasiados decenios de aquella dictadura y demasiados decenios de la vigente democracia, fueron ciudadanos, señor Rivera, no súbditos, y por eso se merecen la verdad, justicia y reparación que usted y su partido les niega.