BLOGS
19/04/2013 15:54 CEST | Actualizado 19/06/2013 11:12 CEST

¿Una reforma para liberalizar las ITV?

Que liberalicen las concesiones de ITV, para que no haya un límite por provincia, pero no se debería permitir que una sociedad comparta intereses en la reparación y en la inspección. Seguimos creyendo que el modelo de gestión de las inspecciones técnicas es tremendamente injusto e incorrecto en España.

GTRESONLINE

Tras toda la polémica de las concesionarias responsables de las inspecciones técnicas de vehículos, el Gobierno se plantea seriamente liberalizar el sector de las ITV y abrirlo a concesionarios y talleres dispuestos a invertir en el equipamiento necesario para realizar las labores de inspección.

Esta posible decisión (por el momento sólo forma parte de un anteproyecto), ya ha causado una marea de quejas, algunas lógicas, otras claramente marcadas por los intereses económicos relacionados.

Como era de esperar, por lógica aplastante, la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos asegura que esto podría resultar en mayores peligros, ya que las revisiones conllevan enfados por parte de los usuarios en muchos casos, y los talleres, que los tratarían como clientes, podrían doblegarse a los intereses de los afectados, lo que podría poner en circulación coches "técnicamente peligrosos". Obviamente, su parte de razón tienen en esto, pero no es menos cierto que su opinión está muy influenciada por sus intereses: esta liberalización destrozaría gran parte de su negocio.

No es menos cierto, además, que hay muchas ITV donde trabaja el primo del amigo de no-sé-quién, y acaban haciendo la vista gorda a quien les interesa o conviene (y te lo contamos por experiencias propias, no de boquilla).

Siendo sensatos, esta decisión podría conllevar enormes problemas para el consumidor, y no ya de seguridad. ¿Nos engañará el taller para que arreglemos cosas y se las paguemos? De hecho, nos podrá chantajear y manipular por sus propios intereses. ¿Quieren una solución a este respecto? Que liberalicen las concesiones de ITV, para que no haya un límite por provincia, pero no se debería permitir que una sociedad comparta intereses en la reparación y en la inspección. Vamos, que a nuestro juicio que haya más puntos de ITV sería algo positivo, pero mezclarlos con talleres de reparación no parece algo lógico.

Nosotros, por nuestra parte, seguimos creyendo que el modelo de gestión de las inspecciones técnicas es tremendamente injusto e incorrecto en España. Y os voy a poner como ejemplo la MOT británica.

En las revisiones técnicas de vehículos británicas, los centros especializados en hacer la MOT tienen a un técnico experto a su cargo. Para empezar no son enormes concesionarias como las ITV de aquí, sino que son centros dedicados, con grandes conocimientos y experiencia.

El responsable del MOT valora cada coche de manera independiente, paso por paso. No sigue un libro de referencia donde tiene que mirar equis parámetros fijos, sino que está abierto a estudiar cada caso de manera individual. Si el coche tiene modificaciones técnicas de importancia, es el técnico del MOT el que tiene que valorar si estas se han llevado a cabo de manera competente, y si son seguras para circular. Si el responsable del MOT da su visto bueno, nos bastará con informar al seguro para certificar que tenemos un coche modificado legal para rodar por las calles.

Abrir el negocio a nuevos actores puede ser una buena idea, pero también habría que modificar el reglamento de reformas

En España tenemos un sistema carente de sentido, donde todo está burocratizado. La opinión del técnico, objetiva o no, poco tiene que hacer, ya que todo se valora según procedimientos estrictos y rígidos, pensados por y para beneficiar a ciertos gremios y sectores, a base de cobrar por homologaciones de reformas, e incluso prohibiendo cierto tipo de modificaciones, o complicándolas tanto que resulta casi imposible legalizarlas. Este método de trabajo coarta la evolución y el negocio de los talleres como tales, así como la pasión por el motor, y la industria de componentes auxiliares.

Si quieren modificar el sistema de las ITV lo primero que tendría que hacerse es tirar por ese camino, y crear puestos técnicos donde el técnico tenga un conocimiento real de los vehículos, y tome parte responsable de los procesos de modificación, sin encasillarnos en un formulario y un papeleo que sólo beneficia a unos pocos.

Pero me da en la nariz que, u organizamos algo en Change.org o alguna web similar, o no lograremos nada en este tema. Menos aún con las normas de homogeneidad europea.

Artículo originalmente publicado en Autoblog.