BLOGS
22/11/2017 21:51 CET | Actualizado 23/11/2017 11:58 CET

'Body positive': ¿de qué se trata?

AFP/Getty Images

Esta corriente o movimiento de cuerpos en positivo (traducción de "body positive") en el mundo de habla hispana se inicia a principios del 2007, momento en que nace Revista Belleza XL la primera revista en el mundo de habla hispana para el target o sector de tallas grandes, que dio de alguna forma el pistoletazo de salida para que se iniciara el debate en Hispanoamérica. Ya en Estados Unidos llevaba algún tiempo caminando y tomando fuerza este imparable movimiento que acapara más adeptos día con día, ahora hace presencia en Europa, con mucha fuerza.

Hace algunas semanas, hice una encuesta en redes sociales, preguntando a la gente si sabían qué era el movimiento de cuerpos en positivo o "body positive" y nadie supo contestar. Las únicas tres personas que respondieron algo, dijeron básicamente que era un movimiento para enaltecer a la gente de talla grande (específicamente las mujeres) y para nada se acerca a lo que es esto. Eso sí, la gordofobia no faltó, aquello de "...y no promover la obesidad" acompañan las respuestas, justificando como siempre con miedo la libertad de nuestros cuerpos.

Se trata de visibilizar lo que se ha escondido y querido tapar por décadas, las realidades del cuerpo humano y del ser humano: orientación sexual, estrías, celulitis, acné, sobrepeso, enfermedades...

Este movimiento que está inundando al mundo de un realismo necesario, se trata de visibilizar lo que se ha escondido y querido tapar por décadas: las realidades del cuerpo humano y del ser humano llámese orientación sexual, estrías, celulitis, acné, alopecia, pecas, baja estatura, sobrepeso, enfermedades, cicatrices etc. Y no satanizarlo más, con un lenguaje a mi gusto tan bajuno, llamándolo defectos, o con los diminutivos del caso, para que la ofensa se disimule y se tape el tema que realmente importa: todos los cuerpos son buenos cuerpos.

Se estima según estudios que hemos hecho, que el ser humano recibe un promedio de 21 horas de bombardeo entre medios de comunicación y publicidad, recalcándole sus "defectos", cómo debe "perfeccionarse", cómo no tiene que ser, resumiendo: odio por sí mismo y por los demás. 21 horas ¡Veintiún horas damas y caballeros! Grotesco, sumamente grotesco. ¿Cómo pretenden que la gente tenga buena autoestima, respete al prójimo y haga una vida equilibrada y sana desde sí mismos y su psique con este panorama? Es realmente un reto demasiado cuesta arriba.

Es normal que exista gente de todas las complexiones físicas, de todas las alturas, que tenga acné, que se deprima y el ejemplo del caso que usted como lector quiera poner

Cuerpos en positivo o "body positive" lo que intenta en sus muchísimas expresiones, además de visibilizar lo que es normal, es normalizar. Es normal que exista gente de todas las complexiones físicas, de todas las alturas, que tenga acné, que se deprima y el ejemplo del caso que usted como lector quiera poner. Lo que no es normal es que me digan que tengo defectos, como si se tratara de un muñeco roto, o de que alguien me quiera hacer sentir menos por ser gorda, venezolana o cejona. Nunca lo podrá ser...

Me preocupa que gente se erija como autoridad, voceros o expertos en el tema, no los hay. No hay una entidad oficial como tal y allí es cuando viene el terrible intrusismo que tiene fastidiado todo. Tan fastidiado que en estos días escuché una mujer con sobrepeso, como yo, diciendo que era maravilloso este movimiento pero que había que rebajar. ¡AUXILIO!

Este movimiento se trata de que tomemos conciencia de cosas que hemos venido haciendo muy erróneamente, nuestro lenguaje por ejemplo, como cuando los "expertos" en moda sueltan barbaridades como "Tienes que tener un buen cuerpo para usar eso" y no hablemos de los programas de moda que son una oda al body shaming y fat shaming en toda su gloria.

Quizá por ser el 'target' de tallas grandes el más lacerado es quien más se ha sentido identificado con este movimiento,

Tratamos de tantas formas con desprecio a quien le falta un miembro, no son de nuestra raza, son más bajos, más gordos o simplemente se sale de nuestro escaso espectro nasal su manera de ser, nos desestabiliza y maltratamos. Arrastramos taras culturales y perpetuamos la violencia que se ha estado ejerciendo en nosotros una y otra vez, sin el menor remordimiento.

Quizá por ser el target de tallas grandes el más lacerado es quien más se ha sentido identificado con este movimiento, pero ciertamente, tengo que ser sumo responsable y delicada por mi posición, es por ello que quise desmenuzar el tema en mi blog. Esto no es para glorificar nada, esto es para normalizar y visibilizar lo que ha estado ahí y nos queremos negar a ver, este movimiento se trata de concientizar el respeto en el otro, luzca como luzca y sea quien sea, punto.

Si causa dolor, incomodidad y estigmas, no es positivo, no es humor, y no se debe decir o hacer.

¡Qué vivan todos los cuerpos, que son buenos cuerpos!

Hasta la próxima.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

EL HUFFPOST PARA HONEST