¿Por qué cuando empiezan las vacaciones te pones malo? Este doctor te lo explica
guerra en ucrania
Finlandia se venga de Rusia

¿Por qué cuando empiezan las vacaciones te pones malo? Este doctor te lo explica

Hay formas para intentar remediarlo.

Una joven sonándose la nariz resfriada.YURI ARCURS PRODUCTIONS

Llevar meses esperando las vacaciones, tener planes o viajes organizados y que, nada más poder descansar te pongas enfermo, es una situación que se da en más personas de las que se pudiera pensar. Más aún cuando en unas vacaciones como las de esta Navidad, ha habido repunte de virus respiratorios, lo que se ha conocido como tripledemia. 

Pero más allá de que haya una mayor circulación de enfermedades, hay una explicación a que cuando se descanse o se pase de un pico de trabajo a unas vacaciones, empiecen las enfermedades.

Según cuenta el médico de cabecera privado Suhail Hussain a The Independent "esto se conoce como 'efecto de bajada". "Cuando el cuerpo está acostumbrado a funcionar con niveles altos de cortisol y adrenalina [hormonas del estrés] y estos disminuyen repentinamente, nuestro sistema inmunológico queda expuesto y entonces somos propensos a infecciones menores y cansancio excesivo", señala.

El especialista advierte de que no solo es una bajada de las defensas, también aumentan los dolores musculares y los problemas de salud mental como "ansiedad y ataques de pánico". 

"También son comunes los brotes de enfermedades crónicas preexistentes, como por ejemplo las migrañas y los ataques de asma", apunta. Además recuerda que no solo se debe al trabajo, también a otros picos de estrés como puede ser organizar una boda u otro evento.

Aunque Hussain recuerda al citado medio que estas hormonas no son dañinas en sí, sí que puede ser perjudicial si están "siempre activas". "Los procesos inflamatorios se aceleran y el sistema inmunológico se deteriora", señala. "Los niveles constantemente altos de cortisol en la sangre pueden provocar inflamación y un sistema inmunológico debilitado", explica.

Para evitarlo, hay que tomar medidas tanto antes de irse de vacaciones como una vez que se estén en las mismas. Por ejemplo, llevar un ritmo más pausado o cuidarse más.  "Haz todo lo que puedas por mantener el sistema inmune lo más fuerte posible durante este periodo vulnerable", recomienda el doctor Edo Paz a la edición estadounidense del HuffPost. "Esto significa comer sano, hacer ejercicio, dormir lo suficiente, mantener el peso a raya y no fumar ni beber en exceso", añade.

También recomiendan mantenerse un poco activo los primeros días de vacaciones como haciendo ejercicio o teniendo la mente ejercitada, para que el proceso sea más gradual.