BLOGS
26/03/2014 10:25 CET | Actualizado 26/05/2014 11:12 CEST

Sentencia del Algarrobico: de "triquiñuela" a "urbanizable"

La maraña legal que rodea al Algarrobico no acaba aquí. Todavía queda pendiente que se resuelva si la licencia de obras del hotel es legal o no. Algo huele raro en torno a este cambio de rumbo en las sentencias judiciales y podrían estar produciéndose maniobras para legalizar el hotel.

El cabo de Gata es famoso por sus paisajes únicos, su flora endémica, sus playas paradisíacas y sus fondos marinos espectaculares. Pero también por albergar uno de los iconos de la destrucción de la costa española, el hotel de El Algarrobico. En los últimos años se han sucedido los pronunciamientos judiciales al respecto. El último de ellos ayer, que en vez de dar carpetazo al asunto confirmando su ilegalidad, alarga el tortuoso proceso judicial.

En 2006 se paralizaron las obras del polémico hotel de El Algarrobico, ya que se estaba construyendo sobre suelo clasificado como "área natural de interés general" según el PORN (Plan de Ordenación de los Recursos Naturales) del Parque Natural del Cabo de Gata vigente en aquel momento. Esta clasificación del suelo es totalmente incompatible con un uso hotelero. Un par de años después, en 2008, la Junta de Andalucía pretendió tapar las presuntas ilegalidades modificando el PORN y recalificando los terrenos como "suelos urbanizables". Sin embargo, esta estratagema fue definida como "triquiñuela" por el TSJA (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía) en su sentencia de 2012, confirmando que el hotel se encontraba en una zona no urbanizable. De hecho, poco después, la Junta ratificaba en su Boletín Oficial que el sector donde se construyó el hotel de 411 habitaciones y 21 plantas era un suelo clasificado como "área natural de interés general".

La ilegalidad del hotel de El Algarrobico y su vulneración de las normas medioambientales y urbanísticas también han sido confirmadas por otras muchas sentencias, incluyendo la sentencia de la Audiencia Nacional, que dictaminaba que el hotel invadía la zona de servidumbre, incumpliendo por tanto la Ley de Costas. Ayer, contra todo pronóstico, la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA resolvió en una sentencia recurrible que este terreno es "urbanizable", contradiciendo lo dicho por los jueces del mismo tribunal en 2012. Noticia que sorprendió e indignó a los movimientos ecologistas y a la población en general, cansada de que se especule con nuestra costa y se antepongan los beneficios de unos pocos al interés general.

La maraña legal que rodea al Algarrobico no acaba aquí. Todavía queda pendiente que se resuelva si la licencia de obras del hotel es legal o no. Algo huele raro en torno a este cambio de rumbo en las sentencias judiciales y podrían estar produciéndose maniobras para legalizar el hotel. Esperemos que no sea así, que finalmente se imponga el sentido común y la defensa de nuestras cosas, para que podamos recuperar la preciosa playa de El Algarrobico.