La cúpula fiscal avala rechazar la querella del novio de Ayuso por la filtración de su caso

La cúpula fiscal avala rechazar la querella del novio de Ayuso por la filtración de su caso

La Fiscalía de Madrid desmintió una información que decía que los fiscales que investigaban a González Amador por defraudar a Hacienda le habían ofrecido un pacto, cuando fue al revés.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, este martes.EFE / Gema García

La Junta de Fiscales de Sala ha avalado la postura de la teniente fiscal del Tribunal Supremo, Ángeles Sánchez Conde, de pedir el archivo de la querella que presentó la pareja de la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso contra la fiscal jefe de Madrid, Pilar Rodríguez, y el fiscal de delitos económicos Julián Salto por supuesta revelación de secretos a raíz de un comunicado de prensa emitido el 14 de marzo por la Fiscalía de Madrid

Concretamente, la Fiscalía de Madrid desmintió una información que señalaba que los fiscales que investigaban a González Amador por defraudar a Hacienda le habían ofrecido un pacto, cuando la realidad es que el pacto fue ofrecido por el abogado de éste. 

Fuentes fiscales han informado a Europa Press de que han adoptado esta decisión tras escuchar a los miembros de la Junta de Fiscales de Sala, que --con mayoría de miembros de la Unión Progresista de Fiscales (UPF)-- han apoyado la postura de Sánchez Conde frente a la de la fiscal María de la O Silva, que proponía investigar antes de informar al juez a favor o en contra de admitir la querella.

Cabe recordar que la Junta de Fiscales de Sala tiene carácter consultivo y que, una vez escuchada, Sánchez Conde podía ratificarse en su decisión de pedir el archivo o corregirla sin obligación de apegarse al criterio de la mayoría.

La cúpula fiscal ha llegado a la sede de la Fiscalía General a las 9.30 horas dividida por el enfrentamiento entre Sánchez Conde y Silva sobre si había que investigar a la fiscal jefe de Madrid y al fiscal de delitos económicos por supuesta revelación de secretos a raíz del comunicado de prensa relativo a la defensa de Alberto G.A., pareja de Díaz Ayuso, por el procedimiento abierto por presunto fraude fiscal y falsedad documental. Finalmente, la teniente fiscal ha mantenido su postura.

Las dos posturas

El desacuerdo partía de que Silva --que debe informar al Tribunal Superior de Justicia de Madrid si está a favor o en contra de admitir la querella-- quería investigar las comunicaciones entre Rodríguez, Salto y el propio fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, para conocer cómo se llegó a la decisión de publicar aquella nota de prensa; mientras que Sánchez Conde defendía que lo pertinente era archivar la querella, como ya se hizo con la que presentó el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) por los mismos hechos.

Ante tal discrepancia, Silva invocó el artículo 27 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal (EOMF), según el cual cuando un fiscal "recibiere una orden o instrucción que considere contraria a las leyes o que, por cualquier otro motivo estime improcedente", se lo trasladará a su superior y, en caso de persistir la discrepancia, éste podrá convocar Junta de Fiscales de Sala.

Según las fuentes consultadas, el fiscal general se ha abstenido del asunto porque tiene conocimiento de los hechos, por lo no ha estado presente en la reunión de este miércoles. Tampoco han asistido el fiscal José Luis Bueren, que se ha jubilado, y los fiscales Antonio Vercher, Elvira Tejada, Alejandro Luzón y Jesús José Tirado, que han excusado su presencia.

Así las cosas, se han sentado 32 fiscales de Sala en la mesa, de los que 15 son miembros de la Unión Progresista de Fiscales (UPF), asociación cercana al fiscal general, incluidas la propia Sánchez Conde y dos exjefas del Ministerio Público, Dolores Delgado y María José Segarra.

Otros 8 pertenecen a la Asociación de Fiscales (AF), incluidos dos de los fiscales del 'procés', Consuelo Madrigal y Fidel Cadena. Y los 9 restantes no están afiliados a ninguna asociación, como el ex fiscal jefe Anticorrupción Manuel Moix.

Las fuentes consultadas recuerdan, sin embargo, que los fiscales no suelen votar en bloque o seguir el criterio de sus compañeros de asociación.

Más de cuatro horas de debate

Las fuentes consultadas han indicado que Sánchez Conde ha sido la primera en intervenir. Ha defendido que se debía archivar la querella que presentó la pareja de Díaz Ayuso contra los fiscales del caso por presunta revelación de secretos, no solo porque entiende que no hay indicios de delito, sino porque la Fiscalía ya se pronunció en este sentido el pasado 9 de abril sobre la querella del ICAM por los mismos hechos, por lo que aboga por mantener la unidad de criterio.

Cabe recordar que la Fiscalía de Madrid, al mostrarse en contra de la admisión de la querella del ICAM, defendió la "legitimidad constitucional" del comunicado de prensa difundido y aseguró que, sobre la base de datos ya difundidos, trató de hacer frente a informaciones "inveraces".

Sánchez Conde ya trasladó estos argumentos --de forma verbal-- a Silva, que proponía que se practicasen diligencias de investigación dentro de la misma Fiscalía antes de emitir informe al TSJ de Madrid, donde ha recaído la querella toda vez que los fiscales gozan de la condición de aforados.

Este miércoles, tras la intervención de la teniente fiscal en la junta, Silva ha tomado la palabra para exponer su postura. Posteriormente, le ha seguido el resto de fiscales de menor a mayor antigüedad. A las 12.30 horas, sin embargo, se ha suspendido el cónclave porque estaba previsto un acto de despedida al fiscal de Sala José Luis Bueren por su jubilación.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

A las 15.00 horas, la junta ha retomado el debate para que se pronunciaran los fiscales que aún no habían fijado posición. Finalmente, ha sido avalada la postura de Sánchez Conde.