POLÍTICA
13/06/2012 14:28 CEST | Actualizado 13/06/2012 15:09 CEST

El Supremo rechaza admitir a trámite la querella contra Dívar por sus viajes a Marbella

EFE

El Pleno de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, integrado por 15 magistrados, ha rechazado finalmente admitir a trámite la querella por malversación de fondos públicos contra el presidente de este órgano y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Dívar, en relación con sus polémicos viajes a Marbella.

De los 15 vocales, solo cuatro han votado a favor de admitir a trámite la querella por los 32 viajes por los que facturó a las arcas públicas 28.000 euros

Tras conocerse esta decisión, Gabriela Bravo, portavoz del CGPJ ha afirmado, en declaraciones a Radio Nacional que son conscientes de la crisis que se ha abierto y de que ha afectado a la imagen de la Justicia”.

Por su parte, Carlos Dívar ha convocado a iniciativa propia un Pleno extraordinario de este órgano para el próximo jueves día 21 de junio para analizar la situación en la que se encuentra el CGPJ.

Sin embargo, cinco vocales del órgano quieren pedir la dimisión de su presidente en una sesión que se celebraría en el plazo de 72 horas. En todo caso, antes de que Dívar presida el próximo lunes junto al Rey Juan Carlos los actos del Bicentenario de la creación del Tribunal Supremo.

La maniobra de los vocales Margarita Robles, Félix Azón, Inmaculada Montalbán, Carles Cruz y José Manuel Gómez Bénitez anularía el movimiento realizado por Dívar, según recoge Europa Press.

Sobre esta convocatoria, Bravo ha afirmado que "el Consejo va a tener que valorar la situación en la que nos encontramos".

La portavoz del CGPJ ha reconocido las tensiones que existen en el seno del órgano judicial: "Hay mucha preocupación en el Consejo, somos conscientes del grave quebranto que se está produciendo a nivel externo e interno".

El respaldo del Tribunal Supremo a su presidente llega un día después de que la Mesa del Congreso aceptara ante la insistencia de IU la comparecencia de Dívar, envuelto en un escándalo que ha ido creciendo día a día al conocerse los detalles sobre sus estancias en Marbella pagadas como gastos protocolarios.

NUEVOS TIEMPOS