NOTICIAS
14/06/2012 09:15 CEST | Actualizado 14/06/2012 09:18 CEST

El genoma del bonobo, secuenciado (FOTOS)

Gtresonline

La secuenciación del genoma del bonobo -el último gran simio que faltaba- ha sido completada. Es clave para entender el comportamiento social de los humanos.

Los bonobos son una especie de simios cercana al chimpancé, pero aunque solo tienen un millón de años de divergencia, sus comportamientos sociales son muy dispares. Mientras que el chimpancé tiene un comportamiento más agresivo, con episodios frecuentes de guerras entre tribus y un fuerte componente territorial, el bonobo se caracteriza por su carácter pacífico y por su alto nivel de actividad sexual, ya que el sexo tiene en ellos una función de unión social y reducción de los niveles de estrés.

La comparación de las secuencias del genoma de bonobos, chimpancés y humanos muestra que los seres humanos difieren aproximadamente en un 1,3%, tanto de los bonobos como de los chimpancés, mientras que los chimpancés y los bonobos están más estrechamente relacionados y su genoma coincide en un 99,6%.

Una vez obtenida la secuencia del genoma -extraída de una hembra del zoo de Leipzig, Ulindi- se ha conseguido secuenciar el genoma de todos los otros grandes simios, tras el del chimpancé, el orangután y el gorila. El estudio, publicado en la revista 'Nature', es fruto de la colaboración de más de 20 laboratorios de ocho países coordinados por los investigadores Kay Pruefer y Svante Pääbo, del Max Planck Institute de Alemania.

Según los investigadores, se trata de un importante hito científico que puede proporcionar mayor conocimiento de las relaciones entre estas especies animales y con los seres humanos.

Los territorios que ocupan bonobos y chimpancés en África central son muy cercanos, y se cree que la formación del río Congo -que los separa- pudo ser la causa de la separación del antepasado de los chimpancés y los bonobos, que comportó la evolución de dos especies de simios diferentes. Además, del examen de la relación genómica entre los bonobos y los chimpancés se deduce que parece haber sido un proceso de creación de especies "limpio y sin cruces superiores".

Con esto, la secuencia del genoma del bonobo revela que en algunas partes específicas del genoma, los seres humanos están más cerca de los bonobos que de los chimpancés, mientras que en otras regiones del ser humano su genoma es mucho más parecido al de los chimpancés. No obstante, es preciso seguir investigando para determinar si estas regiones contribuyen de algún modo a las diferencias y similitudes de comportamiento entre los seres humanos, chimpancés y bonobos.