ECONOMÍA
26/07/2012 17:54 CEST | Actualizado 25/09/2012 11:12 CEST

La bolsa se dispara y recupera un 6% tras la promesa de Draghi de estabilizar los mercados de deuda

Getty Images

La bolsa española se anotó hoy una subida del 6%, la mayor del año, tras el apoyo decidido del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que prometió que hará 'todo lo que sea necesario' para preservar al euro.

El Ibex 35, el principal indicador del mercado continuo, se anotó al cierre 364 puntos, un 6,06% -la mayor alza desde mayo de 2010- hasta 6.369 puntos, en medio de una fiesta compradora desconocida desde hace semanas.

En paralelo, la prima de riesgo española se desplomaba 50 puntos hasta 560 puntos básicos, en tanto que el rendimiento del bono español se colocaba por primera vez en cinco días por debajo del 7%, nivel que los expertos consideran como zona de rescate.

"CRÉAME, SERÁ SUFICIENTE"

Los analistas, esta vez, son unánimes. Fueron estas palabras de Draghi las responsables del alegrón bursátil:

"El BCE está dispuesto a hacer lo que sea necesario para proteger el euro. Y créanme que va a ser suficiente"

Las afirmaciones de Draghi han sido interpretadas por los mercados como un signo de que el BCE está cambiando de opinión, después de haber negado en los últimos días cualquier intervención para suavizar las tensiones que acosan a España e Italia.

De hecho, algunos medios especulan con la posibilidad de que en el corto plazo, la autoridad monetaria anuncie medidas de alivio para estos dos países.

GAMESA, MAPFRE, BANKINTER, SANTANDER, BBVA

Todos los valores del IBEX cerraron con ascensos, que fueron fortísimos en el caso de Gamesa, con un 20%, Mapfre con un 14%, Bankinter con un 13,9%, Mediaset con un 12%, Sacyr con un 12%, y el Santander y el BBVA con un 11%.

Varios de estos valores, como Mapfre, Mediaset y el Santander, presentaron hoy resultados, y no todos fueron positivos, aunque pesó más el optimismo inversor que se instaló en los mercados.

Telefónica, que durante la sesión llegó a desplomarse un 6% tras anunciar ayer al cierre la cancelación de su dividendo para 2012, ha subido finalmente un 3,35%.