POLÍTICA
27/08/2012 16:07 CEST | Actualizado 27/08/2012 16:07 CEST

Esperanza Aguirre apuesta por regular la prostitución y reconoce su enfrentamiento con Ana Botella

Getty Images
A prostitute waits for clients in a street of Lyon, central eastern France, on June 29, 2012. AFP PHOTO / PHILIPPE DESMAZES (Photo credit should read PHILIPPE DESMAZES/AFP/GettyImages)

La regulación de la prostitución enfrenta a Esperanza Aguirre y Ana Botella, pero es causa además de profundas disensiones dentro del Partido Popular. Así lo han reconocido este lunes la presidenta de la Comunidad de Madrid y la delegada del Gobierno en la capital, Cristina Cifuentes.

Mientras Aguirre apuesta por regular la prostitución como actividad para proteger a las mujeres que decidan ejercerla, la alcaldesa de Madrid y esposa del expresidente José María Aznar se opone y promueve las multas a los clientes. Las diferencias no son "ningún secreto", según Aguirre, para quien la práctica "debe ser regulada precisamente para evitar la explotación de algunas mujeres que la ejercen".

La presidenta regional insistió en que ella "siempre" ha pensado y dicho "lo mismo" al respecto, y ha lamentado que la "alegalidad" en la que se encuentran tanto los hombres y mujeres.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Madrid también ha reconocido que Aguirre "piensa de una manera" y Botella "piensa de otra". Según Cristina Cifuentes, Botella "no es partidaria en absoluto de multar a las prostitutas, pero quizá sí de multar a los clientes", una medida que ya se está aplicando en Barcelona. "No todo el mundo piensa lo mismo en el PP", dijo, pero "no puede ser que haya zonas con colegios donde los niños se encuentran a prostitutas que están ejerciendo delante de sus ojos la prostitución. O en determinadas zonas del centro de Madrid que se han visto seriamente deterioradas como consecuencia de una prostitución que se está ejerciendo prácticamente en la calle", destacó.

En junio, Botella expresó su postura sin titubeos. "Mi postura no ha cambiado. Va contra la dignidad del ser humano. Las mujeres no son libres. Son objeto del tráfico de las bandas. La prostitución es la segunda industria que genera más dinero tras las drogas", dijo, optando por proteger a las mujeres y penar a los clientes.

Cifuentes apuesta por armonizar la legislación en España para evitar las diferencias entre ciudades. Sin embargo, los programas electorales de PP y PSOE son poco concretos al respecto. Mientras que el PSOE prometía "trabajar para eliminar la prostitución y cambiar el modelo social de dominación y desigualdad que la hace posible", el del PP ni siquiera la mencionaba.

#CuandoElDescansoEsUnSueño