NOTICIAS
29/11/2012 11:09 CET | Actualizado 28/01/2013 11:12 CET

Iberia convoca paros para el 14, 17, 18, 19, 20 y 21 de diciembre

AFP

Los principales sindicatos de Iberia, salvo el de pilotos Sepla, han anunciado este jueves la convocatoria de seis jornadas de huelga para los días 14, 17, 18, 19, 20 y 21 de diciembre en protesta por el plan de reestructuración en la compañía aérea, que prevé el recorte de 4.500 empleos.

El secretario federal del Sector Aéreo de UGT, Francisco Rodríguez, ha concretado que la convocatoria afecta a "todos los centros de trabajo y actividades de la compañía", también de vuelo. "Sepla no está fuera de la huelga, está fuera de la convocatoria", ha dicho Rodríguez, que ha recalcado que el sindicato de pilotos coincide con los convocantes -UGT, CCOO, USO, Asetma, Sictpla y CTA-Vuelo- que no están ante "un plan de viabilidad, sino ante un plan de desmantelamiento" de Iberia.

DESPUÉS DEL PUENTE, ANTES DE NAVIDAD

Rodríguez ha señalado que los paros, que tendrán lugar después del puente de la Constitución y antes de Navidad, se convocan "contra el despido innecesario de trabajadores" y para exigir "un plan de crecimiento de la compañía que garantice el futuro de puestos de trabajo". "Queremos que la empresa negocio el ERE e impedir la segregación y posterior venta de los negocios de mantenimiento y 'handling'", ha recalcado.

El consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, considera que una huelga en la aerolínea es "absolutamente inoportuna e irresponsable" y "completamente injustificada", ya que, ha dicho, la compañía está dispuesta a "discutir alternativas" al plan de reestructuración presentado.

"Ni España ni Iberia pueden permitirse esa huelga", ha indicado en una entrevista con la Cadena Cope.

International Airlines Group (IAG) anunció a comienzos de este mes un plan de reestructuración "para salvar Iberia" que incluye un recorte de plantilla en 4.500 personas, una reducción de la capacidad en un 15% y la suspensión de rutas y frecuencias no rentables, con el objetivo de mejorar los resultados en al menos 600 millones de euros para 2015 y conseguir que la compañía vuelva a lograr beneficios,