POLÍTICA
23/01/2013 13:49 CET | Actualizado 23/01/2013 13:59 CET

Oriol Pujol: "Pongo la mano en el fuego por mis hermanos, aunque me queme"

EFE

"Pongo la mano en el fuego por mis hermanos, aunque me queme". Con estas palabras el secretario general de CDC, Oriol Pujol, ha mostrado su apoyo a sus hermanos en relación a las informaciones que les vinculan con posibles delitos. El pasado noviembre, el financiero Javier de la Rosa denunció ante la Policía la existencia de cuentas bancarias en el extranjero del ex presidente catalán Jordi Pujol, una acusación de la que ayer se desdijo.

A esta denuncia se sumó más tarde, en el mes de diciembre, la de la expareja de Jordi Pujol Ferrusola (hijo del expresidente), quien confesó haber realizado viajes con su exnovio a Andorra para trasladar "grandes cantidades" de dinero en billetes de 500 euros.

En una entrevista en TV3, Oriol Pujol ha enmarcado estas acusaciones en una "estrategia de acoso y persecución" para intentar frenar el proceso impulsado por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, por el "derecho a decidir" de Catalunya. "No me estoy protegiendo con la senyera", ha matizado el secretario general de Convergència.

Respecto a la expareja de su hermano, María Victoria Álvarez, quien declaró la semana pasada ante la Audiencia Nacional para corroborar y ampliar su denuncia sobre supuestas cuentas en el extranjero de la familia del expresidente Pujol, ha señalado que ésta no acudió a declarar por iniciativa propia. "La fueron a buscar para declarar", ha dicho sin especificar quién.

Estas declaraciones se producen después de que ayer el financiero Javier de la Rosa cambiara su declaración ante la Policía negando que tuviera conocimiento de cuentas bancarias en el extranjero del expresidente. En noviembre sostuvo lo contrario y aseguró que sufría amenazas por disponer de esa información.

BILLETES DE 500

La expareja de Jordi Pujol Ferrusola mantuvo ayer su denuncia contra él ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz y explicó que le acompañó a Andorra para trasladar grandes cantidades de dinero en billetes de 500 euros, tal y como había declarado ante la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) el pasado 13 de diciembre. Sin embargo, María Victoria Álvarez reveló cuál fue el origen de esa denuncia y acusó a funcionarios policiales de obligarla y amenazarla para que declarara contra el hijo del expresidente de la Generalitat.

En su primera acusación, Álvarez denunció a la Policía viajes entre 2006 y 2008 a Andorra, Londres, México y Argentina y sostuvo que su expareja trasladaba grandes cantidades de dinero al país vecino para blanquearlo.

NOTICIA PATROCINADA