NOTICIAS
08/02/2013 10:16 CET | Actualizado 08/02/2013 10:18 CET

Brennan justifica la legalidad de los drones aunque considera "mejor" juzgar a un terrorista que ejecutarlo (VÍDEO)

EFE

John Brennan, asesor de contraterrorismo del presidente Barack Obama y nominado para dirigir la CIA, aseguró el jueves que los ataques con drones (aviones no tripulados) cumplen la ley, aunque señaló que "siempre es mejor" detener a un terrorista y llevarle ante la justicia que ejecutarle.

Brennan señaló en una sesión extraordinaria del Comité de Inteligencia del Senado que existe la idea "equivocada" de que los drones se utilizan para "castigar a los terroristas" por sus acciones pasadas, cuando la estrategia sigue la premisa de "salvar vidas cuando no hay otra opción", según informa Efe.

La polémica sobre los drones, cuyo uso se ha incrementado durante el mandato de Barack Obama, surgió después de que lacadena NBC News hiciera público el pasado martes un documento clasificado de 16 páginas del Departamento de Justicia en el que el Gobierno se dotaba de licencia para matar a ciudadanos estadounidenses sospechosos de pertenecer a Al Qaeda.

En una sesión que tuvo que ser interrumpida por las protestas de activistas, que fueron desalojados, Brennan, vinculado a la CIA durante 25 años, defendió que los ataques con drones se utilizan como último recurso.

"No hemos optado por un golpe letal cuando había posibilidad de una detención", indicó, al tiempo que puso como ejemplo la dificultad que supuso dar caza sobre el terreno en Yemen a Answar al Awlaki, un ciudadano estadounidense que se había convertido en un líder de Al Qaeda en la Península de Arabia.

La muerte de Awlaki, en el otoño de 2011 con un avión no tripulado, fue motivo de controversia por tratarse de un ciudadano estadounidense, un precedente duramente criticado por organizaciones de derechos civiles. "Antes de morir, estaba íntimamente implicado en actividades diseñadas para matar a inocentes y sobre todo estadounidenses", señaló Brennan.

INTERROGATORIOS FORZADOS

El candidato también tuvo que hacer frente a su pasado tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, que cambiaron la estrategia antiterrorista estadounidense, una transición de la que él fue parte.

El principal asesor en temas antiterroristas de Obama desde 2009 dijo que no tuvo el poder para detener los interrogatorios forzados durante el primer mandato de George W. Bush, en el que pasó por varios puestos de responsabilidad de la CIA, aunque los criticó en privado.

"El ahogamiento simulado es algo que no debería haber pasado y que no volverá a pasar", respondió Brennan, quien dijo no poder afirmar rotundamente que la información obtenida con técnicas forzosas ayudara a dar caza al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, en mayo de 2011.

Pese a ser jefe de gabinete del entonces director de la CIA, George Tenet, entre 1999 y comienzos de 2001, y hasta 2005 miembro clave de la agencia en asuntos de lucha antiterrorista, Brennan negó haber participado en la "creación, ejecución o supervisión" de esas técnicas de interrogatorio, que evitó calificar de "tortura" por sus "implicaciones legales".

Brennan explicó que Estados Unidos está en una guerra con Al Qaeda, organización que calificó de "cáncer", contra el que se debe recurrir a "fuerza letal, poder militar, trabajo con aliados y mejora de la infraestructura institucional", también en nuevas zonas como la Península Arábiga, el Cuerno de África o el Sahel.

En una audiencia que el martes continuará a puerta cerrada para tratar información clasificada, Brennan también negó haber filtrado información sobre la operación que dio muerte a Bin Laden y repasó otras áreas de acción para la CIA como los 'ciberataques' o el crimen organizado.

EL HUFFPOST PARA 'MASCOTAS 2'