POLÍTICA
21/03/2013 12:45 CET | Actualizado 21/05/2013 11:12 CEST

La Iglesia expulsa a un cura mallorquín por pederasta

THINKSTOCK

Es una decisión pionera en España. La Iglesia de Mallorca ha expulsado del sacerdocio a Pere Barceló Rigo, que hasta 2011 ejerció como párroco de Can Picafort (Santa Margalida), por pederasta. La máxima pena canonical.

Según ha informado el Obispado de Mallorca, el proceso penal eclesiástico abierto contra el religioso ha concluido con una condena a la "pena máxima de expulsión del estado clerical", lo que supone la prohibición terminante del ejercicio de las funciones propias de un sacerdote.

El sacerdote ha sido hallado culpable "de la comisión de delitos contra el sexto mandamiento del Decálogo con menores".

Esta decisión tendrá que ser ahora ratificada por la Santa Sede, aunque al condenado le cabe apelar ante el Supremo Tribunal de la Congregación para la Doctrina de la Fe, la antigua Inquisición.

A Pere Barceló, que también está siendo investigado por la justicia civil, se le abrió un procedimiento penal canónico en 2011 a raíz de la orden del anterior papa, Benedicto XVI, de que se aclarara "cualquier indicio" de pederastia, han recordado las mismas fuentes.

Según informa el diario El Mundo, el cura abusó en los años 90 de varias niñas. Una de ellas denunció recientemente haber sido violada en varias ocasiones cuando tenía 10 años.

El Obispado de Mallorca suspendió cautelarmente desde marzo de 2011 después de que conociera el caso de otra mujer de Cala Ratjada que denunció haber sido abusada sexualmente por el sacerdote cuando era párroco de esa localidad.