POLÍTICA
28/05/2013 16:56 CEST | Actualizado 28/05/2013 16:56 CEST

El Gobierno vasco aprueba un código ético para los altos cargos y directivos de empresas públicas

EFE

¿Cómo se tienen que comportar un alto cargo? El Gobierno vasco ha aprobado un código ético y de conducta, que afectará también a los directivos de las empresas públicas. Los afectados tienen quince días, a partir de que se publique en el Boletín Oficial, para adherirse al documento. En caso contrario, serán cesados.

Según el propio Ejecutivo de Íñigo Urkullu, se trata de un texto "novedoso" en el panorama político. A nivel estatal, el proyecto de ley de transparencia -que se encuentra en fase de tramitación en el Congreso- incluye un apartado de principios éticos y de actuación.

A través de su adhesión al documento, los altos cargos vascos asumirán el compromiso también de dimitir en caso incumplimiento de "los estándares mínimos de conducta", recoge la referencia del Consejo de Gobierno.

LO QUE NO PUEDEN HACER

Pero, ¿en qué consiste esta conducta ética? Entre otros aspectos, los firmantes deberán ejercer sus funciones "con dedicación plena y exclusiva" y no aceptarán "trato de favor" por parte de terceros, además de que tendrán que evitar las prácticas "que puedan levantar sospechas de favoritismo".

Los altos cargos no podrán aceptar donaciones o regalos "más allá de los relativos a los usos habituales o a la cortesía". Todos aquellos que puedan ser entregados por razón de su cargo y que puedan interferir en sus decisiones públicas serán inmediatamente devueltos.

Si no se pudiera hacer efectiva su devolución, serán entregados a los servicios sociales y, en última instancia, serán incorporados al patrimonio del País Vasco.

Los altos cargos de la administración autonómica deberán adoptar "las medidas necesarias para que el círculo familiar inmediato no reciba regalos o beneficios que puedan ser trato favorable".

También está prohibido aceptar el pago de viajes (billetes de desplazamiento, hotel y manutención) por parte de terceros.

CONFERENCIAS, TERTULIAS Y CURRÍCULO

Tampoco se recibirán retribuciones dinerarias o en especie por impartir conferencias y participar en debates, "salvo que la actividad se desarrolle en función de sus cualificaciones o actividades profesionales previas y ajenas al desempeño del cargo público".

A partir de ahora, no podrán percibir compensaciones económicas por participar en tertulias radiofónicas, debates televisivos, entrevistas, reportajes, libros, revistas...

El código ético incluye que no se permitirá, "bajo ningún concepto, falsear o mentir en torno a los datos propios del curriculum profesional".

Y no se olvida de fijar el tratamiento oficial protocolario, que será de "señor" o "señora" seguido de la denominación del cargo que la persona tenga atribuido.

COMISIÓN DE ÉTICA PÚBLICA

Para vigilar su cumplimiento, el Gobierno vasco ha acordado crear la Comisión de Ética Pública, que en casos de acciones graves u omisiones puede proponer al Consejo de Gobierno el cese inmediato, el traslado al órgano competente para que pueda sancionar una conducta o comunicar al Ministerio Fiscal si hubiere constatación de posible delito o falta.

ESPACIO ECO