INTERNACIONAL
11/08/2013 11:28 CEST | Actualizado 11/10/2013 11:12 CEST

Muere una española en accidente de autocar en Francia con más de 30 heridos

AFP

Una española y un francés murieron esta madrugada en Francia en un accidente de autocar que provocó además una treintena de heridos, informaron hoy a EFE fuentes oficiales, que añadieron que el chófer, de nacionalidad española, está hospitalizado.

La española, de 55 años, es natural de la Comunidad Valenciana, y la empresa que realizaba el servicio, Eurolines, lo había subcontratado a la empresa Autocares Águilas, de esta población costera murciana.

El suceso tuvo lugar a la altura de la localidad de Fitou, en el sur del país, hacia las 01.30 horas (23.30 GMT) y por causas que todavía se tienen que esclarecer, indicaron fuentes de la prefectura de Aude.

El autocar, de la compañía Eurolines, había salido de Marsella con dirección a Murcia y entre sus 44 pasajeros había personas de nacionalidad española, francesa, ucraniana y rusa, pero la prefectura no dispone aún de la lista total de heridos de cada país.

La mujer fallecida tenía 55 años y su familia, que fue prevenida por otros pasajeros desde el teléfono móvil de la víctima, ya se ha desplazado hasta Francia para identificarla.

VOLANTAZO

El chófer, según las primeras declaraciones ofrecidas por él a los gendarmes, aseguró que el accidente se produjo después de que un pasajero diera un volantazo para obligarle a frenar.

No obstante, según ha indicado el fiscal de Narbona, David Charmatz, esa explicación es "poco creíble" y no concuerda con lo afirmado por algunos testigos, por lo que debe ser comprobada en la investigación abierta, en la que se va a interrogar también a los pasajeros que no estaban dormidos en el momento del accidente.

El conductor está previsto que vuelva a declarar cuando salga del estado de shock que le ha provocado el accidente, pero los análisis que ya se le han realizado indican que no conducía bajo los efectos de alcohol o estupefacientes.

El autocar se salió de una barrera de seguridad en la autopista A9, y cayó cerca de unos 70 metros hasta el impacto final.

Hasta el lugar se desplazaron cerca de 130 bomberos, numerosos gendarmes, cuatro helicópteros y una veintena de ambulancias.

Los heridos, entre los cuales solo hay una persona grave pero cuya vida no corre peligro, fueron evacuados a los hospitales más cercanos, en Narbona, Perpiñán y Montpellier, mientras que los pasajeros indemnes fueron trasladados a un polideportivo de Fitou, donde se puso a su disposición un equipo de atención psicológica.

EL HUFFPOST PARA IKEA