NOTICIAS
16/08/2013 12:25 CEST | Actualizado 16/08/2013 15:09 CEST

Juan Díaz Canales, el autor de éxito de cómics que no quiere ser parte de esta "Marca España"

BLACKSAD

Esta Marca España, no en mi nombre. Es el mensaje que lanza a través de las redes sociales el guionista Juan Díaz Canales, que forma tándem con el dibujante Juanjo Guarnido en uno de los cómics de autores españoles más famosos fuera de España. Blacksad El infierno, el silencio (Norma), última entrega de su saga de novela negra protagonizada por un gato antropomórfico y que ha vendido más de un millón de ejemplares en Francia, se acaba de llevar un premio Eisner (algo así como los Oscar del cómic) como mejor edición de obra extranjera, además de un galardón a Guarnido como mejor artista multimedia.

Detalle de una página de Blacksad 4: El infierno, el silencio

El dibujantes vallisoletano David Aja también se llevó dos galardones Eisner en esta última edición de la Comic Con de San Diego. La web de Marca España se hizo eco en un artículo del éxito de estos tres profesionales del cómic, en un artículo titulado El cómic español arrasa en todo el mundo. A Díaz Canales no le ha gustado nada verse enmarcado en el proyecto Marca España y ha lanzando a través de su cuenta de Facebook una carta abierta en la que pide que no se asocie su nombre con ese "esperpento".

Su carta abierta publicada este jueves, en la que expone que no quiere verse vinculado al proyecto de promoción de Marca España porque no encuentra razones para sentir ningún tipo de orgullo por un país "que consiente y ampara estafas a gran escala", que "niega a sus ciudadanos derechos elementales como son una vivienda digna, sanidad y educación" y que "ningunea la cultura y la ciencia", ha sido compartido más de 600 veces en Facebook en el momento de escribir estas líneas.

Aquí la reproducimos íntegramente, extraída de la cuenta en Facebook de Juan Díaz Canales:

Muy señores míos,

Me considero español. No puedes ser otra cosa desde el momento que naces en España. Como tal, soy heredero me guste o no de una historia, un lenguaje y una cultura común a mis sufridos compatriotas. Pero siento mucho decirles que esto no es suficiente para sentirme orgulloso de mi país. De hecho, hoy por hoy, los sentimientos que me provoca ser español son los de vergüenza, impotencia e infinita indignación.

No se puede estar orgulloso de un país que consiente y ampara estafas a gran escala. Que niega a sus ciudadanos derechos elementales como son una vivienda digna, sanidad y educación. Que ningunea la cultura y la ciencia y cuyas instituciones, de la primera a la última, están corruptas hasta la médula, como nos demuestran los medios de comunicación un día sí y otro también. Vivimos en un país desesperanzado, en manos de una casta política y económica amoral, insensible, ciega y estúpida que nos ha arrastrado a la miseria caprichosa y cruelmente, mientras que ellos siguen enriqueciéndose a manos llenas.

Por todo ello, no quiero que mi nombre se asocie, y mucho menos sin mi consentimiento, con ese esperpento que han dado en llamar “MARCA ESPAÑA”. Hagan el favor de llamarme de nuevo cuando hayan limpiado la casa, la gente pueda aspirar a un trabajo digno, las instituciones recobren su verdadera función y la ética vuelva a tener más valor que el dinero.

Entonces sí que podré sentirme orgulloso de mi país.

Juan Díaz Canales.

En la misma línea se pronunciaba hace semanas David Aja:

Portada de la cuarta entrega de 'Blacksad'

Aquí puedes ver algunas páginas de Blacksad 04: El infierno, el silencio, editado por Norma en España:

Blacksad by ElHuffPost