NOTICIAS
28/08/2013 15:07 CEST | Actualizado 28/08/2013 15:53 CEST

El Gobierno y la operación en Siria: vacaciones, comunicados de mínimos y silencio

REUTERS

Cuando España no expresa su posición sobre cualquier asunto internacional abierto, el Gobierno suele exhibir su apuesta genérica por el consenso. En el caso de Siria, el Ejecutivo ha optado por no correr ningún riesgo. El PP ha rechazado una petición de comparecencia de José Manuel García-Margallo, el ministro de Exteriores, que en su último comunicado se limita a confiar en que la ONU sea capaz de ponerse de acuerdo para responder a Bachar al Assad.

La actitud contrasta con la ofensiva diplomática por Gibraltar, iniciada por el propio Margallo en la prensa y que incluyó frecuentes comparecencias de varios ministros en plenas vacaciones.

Mariano Rajoy no habla en público desde su despacho con el rey, el pasado 9 de agosto. Aunque se encuentra en el Palacio de la Moncloa y ha retomado una agenda que contiene muy pocos actos públicos, su equipo reconoce que sí hay muchos colaboradores de vacaciones o volviendo y, al ser consultados por El Huffington Post, no avanzan futuros pasos de la que podría convertirse en la primera operación militar de Rajoy.

El comunicado de Exteriores aboga por "una respuesta firme de la Comunidad internacional". España "espera que el Consejo de Seguridad pueda desempeñar el papel que la Carta de Naciones Unidas le confiere y tomar decisiones que hagan que la legalidad internacional se cumpla y se ponga fin al drama sirio".

Sin embargo, el bloqueo de Rusia y China a la última resolución han hecho que EEUU, Reino Unido y Londres hayan optado por descontar un posible bloqueo en la ONU. Seguirán adelante, con o sin el Consejo de Seguridad. A diferencia de estos países, o de Italia y Alemania, mucho más escépticos ante una misión sin cobertura legal, España se mantiene en silencio.

El 'número 3' del PP, Carlos Floriano, dijo en una entrevista en la Cadena Cope que cree que España secundará a sus aliados, sin especificar exactamente cuáles. "Yo tengo la impresión de que nosotros con quien tenemos que estar es con nuestros aliados. En ese sentido, yo creo que estaremos en el lugar correcto", dijo Floriano, vicesecretario de Organización del Partido Popular (PP).

SIN COMPARECENCIAS DE LOS GOBIERNOS

El silencio es tal que mientras otros Gobiernos explican abundantemente su posición en público (Reino Unido celebrará un pleno de la cámara baja este jueves), el Gobierno tumba cualquier tipo de comparecencia.

Este martes, el PP hizo valer su mayoría en el Congreso para evitar una comparecencia urgente del ministro de Exteriores. Demandada por el PSOE, la comparecencia en sede parlamentaria no tendrá lugar muy probablemente hasta después del ataque, que se cree inminente.

El portavoz del PP en la Comisión de Exteriores, José María Beneyto, lo justificó por la "incertidumbre" del momento, pidió prudencia y aseguró que España estará "con la legalidad internacional".

EL PSOE PRESENTA UNA PROPOSICIÓN NO DE LEY

La número dos del PSOE, Elena Valenciano, aseguró este miércoles que su partido presentará en el Congreso una Proposición No de Ley de condena al régimen sirio por los "crímenes contra la humanidad" que ha cometido Al Assad. Previamente, en una entrevista concedida a Radio Nacional, Valenciano exigió que la Unión Europea pacte una posición común para sus 28 miembros y se mostró a favor de una "una reacción unánime, contundente, medida desde luego, contra el régimen, para que no vuelva a suceder lo que ha sucedido".