NOTICIAS
05/09/2013 16:29 CEST | Actualizado 05/11/2013 11:12 CET

Herman Van Rompuy advierte al G-20 de que "no hay una solución militar al conflicto sirio"

AFP

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha defendido este miércoles que "no puede haber impunidad" para el ataque perpetrado con armas químicas el pasado 21 de agosto en las afueras de Damasco que se cobró la vida de más de mil personas porque la "comunidad internacional no puede permitir que se establezca este precedente terrible" pero ha insistido en la necesidad de promover "una solución política" a la crisis siria.

"Todas las partes extranjeras están de acuerdo en que no hay una solución militar al conflicto sirio. Sólo una solución política puede poner fin a la terrible matanza, la destrucción de Siria", ha avisado Van Rompuy en su discurso ante los jefes de la Delegación de la UE en el marco de la Conferencia Anual del Servicio Europeo de Acción Exterior.

"Ya ha llegado la hora de que la comunidad internacional deje al margen sus diferencias y traiga a las partes del conflicto a la mesa de negociaciones", ha argumentado el exprimer ministro belga, que ha dejado claro no obstante que "la utilización cínica de armas químicas contra civiles" constituye "una violación flagrante del Derecho Internacional y un crimen contra la humanidad".

LOS "LÍMITES" DE LA UE

"Los acontecimientos en nuestras fronteras sureñas de las últimas semanas y meses nos han recordado dolorosamente algunos límites a nuestra acción política y militar, de nuestra influencia", ha admitido Van Rompuy en alusión a las crisis en Siria y Egipto y algo sobre lo que deberían "reflexionar las democracias en Occidente".

Van Rompuy ha defendido que "una acción responsable debe incluir una visión a largo plazo" y ha prometido que la UE, que es el mayor donante de ayuda a Siria, mantendrá su "compromiso" de dar ayuda y asistencia a los necesitados en Siria y en la región.

Respecto a la crisis abierta en Egipto tras el derrocamiento por el Ejército del expresidente Mohamed Mursi, Van Rompuy ha respaldado los esfuerzos de mediación entre las partes de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton. "Tenemos que hacer todo lo posible para revivir el diálogo", ha defendido, insistiendo en que Egipto debe "encontrar el camino hacia la reconciliación".

"ESTO SE PODÍA HABER EVITADO"

"Las matanzas chocantes de agosto se cobraron más de mil vidas. Esto se podía haber evitado. Tras aquellos acontecimientos violentos, el espacio para la política se ha reducido más", ha subrayado el belga, en referencia a las muertes de seguidores de los Hermanos Musulmanes en sus protestas contra la caída de Mursi.

Van Rompuy también ha dejado claro que la situación en el norte de África y en Oriente Próximo seguirá siendo "la principal preocupación" de los europeos y ha insistido en el interés europeo de "apoyar la democracia en el mundo árabe a corto y largo plazo" en toda una región "que está experimentando un cambio tectónico". "Llevará tiempo encontrar un equilibrio estable. Pero la gente no aceptará el retorno de la dictadura", ha concluido.

"Se habla de negociaciones entre Israel y Palestina, en Egipto, en Siria, con Irán (...) En todos los casos, se necesita más que simplemente aceptar hablar, se necesita la voluntad para aceptar la existencia de la otra parte, la voluntad para encontrar soluciones comunes", ha defendido el belga.