NOTICIAS
18/09/2013 15:07 CEST | Actualizado 18/09/2013 17:19 CEST

El Gobierno catalán multa con 3.200 euros a una tienda de mascotas por vender animales enfermos

LIBERAONG

Sanción para una tienda que vendía animales que estaban enfermos o en tratamiento médico sin avisar de ello a sus dueños. Son casos como el del cachorro de la foto, según figura en el informe de asociación animalista Libera!, que presentó la denuncia contra la cadena Mister Guau (11 tiendas en Cataluña). Este Labrador Retriever fue comprado en 2013. Al llegar a casa, el cachorro empezó a chocar contra los muebles y tenía diarrea.

Al día siguiente, la familia lo llevó al veterinario de Mister Guau donde les informaron de que tenía parásitos, causa de la diarrea. Después de una revisión de la vista, el veterinario indicó que únicamente tenía entre un 5% y un 10% de visión debido a que carecía de vasos sanguíneos en los ojos, por lo que prácticamente no veía. El establecimiento les ofreció cambiar el perro por otro de igual o inferior importe. La familia se negó a devolver el animal y fueron a otro veterinario.

En éste, tras una exhaustiva revisión y la realización de pruebas oftalmológicas, le confirmaron ceguera congénita debido a una atrofia en el desarrollo del nervio óptico pero, además, las pruebas detectaron que también estaba sordo. Por otro lado, en la cartilla veterinaria, proporcionada por Mister Guau a la familia durante la compra, no aparecía ni la etiqueta de la vacuna, ni el número de lote correspondiente, así como tampoco el sello, nombre y firma del veterinario que hubiera administrado dicha vacuna [Extracto de la denuncia de Libera]

La Conselleria de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat catalana ha impuesto una multa de 3.208 euros a un establecimiento de venta de mascotas de Barcelona por vender animales que se encontraban enfermos.

La asociación animalista, por su parte, considera que la multa es "irrisoria" y no servirá para proteger a los animales comercializados -cifra en 50 los establecimientos que venden animales en Barcelona-, además de animar a estos comercios a considerar la opción de convertirse en centros de adopción de animales abandonados como una alternativa de negocio.

El expediente sancionador, tramitado por los servicios territoriales en Barcelona del departamento y al que ha tenido acceso Europa Press, reconoce la comisión de ocho "infracciones graves", sancionables con entre 401 y 2.000 euros en virtud de la ley catalana de protección de animales, que obliga a que los animales de compañía estén en un correcto estado de salud en el momento de venderse.

De hecho, Medio Natural aprecia que existen "indicios razonables" de que los animales ya estaban enfermos cuando se vendieron y ve improbable que el establecimiento no lo supiera, ya que también comerció con animales que estaban bajo tratamiento médico.

Libera! ha afeado que la venta se produjo pese a la existencia de casos de displasia de cadera, enfermedades víricas graves con resultado de muerte, malformación de órganos internos y minusvalías físicas como sordera o problemas oculares.

El expediente considera que dichas dolencias "podrían haber sido detectadas en el transcurso de una revisión veterinaria, ya que fueron detectadas rápidamente por los propietarios", y justifica la imposición de la multa en el elevado número de animales afectados.

De este modo, el Gobierno catalán condena a la empresa Míster Guau al pago de la multa, aunque ésta puede presentar un recurso de alzada ante la dirección general de Medio Natural y Biodiversidad de la Generalitat.

Photo gallery Animales muy monos: fotos See Gallery