INTERNACIONAL
28/10/2013 11:48 CET | Actualizado 28/12/2013 11:12 CET

La Casa Blanca dice que ordenó dejar de espiar a Merkel y que Obama nunca lo supo

GTRES

La Casa Blanca ya no espía a Merkel y Obama no supo nunca que se llevaban a cabo estas prácticas. Esta es la versión que un alto cargo de la Administración presidencial de EEUU ha dado al The Wall Street Journal sobre el escándalo de espionaje a líderes mundiales.

Según esta fuente, la Casa Blanca ordenó a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) que dejara de espiar a la canciller alemana este verano, tras tener conocimiento de esta actividad.

Sin embargo, la Administración Obama dio orden de poner fin a parte del espionaje, pero no a todo, ya que algunos líderes mundiales aún siguen siendo espiados por programas que, según este diario, están dando datos útiles para EEUU.

LA 'IGNORANCIA' DE OBAMA

Lo más llamativo de la información del The Wall Street Journal es que las fuentes consultadas aseguran que Obama no supo nunca nada sobre el espionaje, tras cinco años de mandato. Algo que choca frontalmente con la información publicada por el diario alemán Bild, que aseguraba que Obama ordenó espiar a Merkel para saber "quién es exactamente esta mujer".

La razón que dan estas fuentes es que la NSA tiene muchas actividades de vigilancia y espionaje, por lo que no resulta operativo informar a Obama de todas ellas, de modo que sólo recibe aquellas que son prioritarias para que les dé su visto bueno. Cuando no hay un objetivo específico, aseguran, son los subalternos los que toman las decisiones.

Sobre las escuchas, mantienen las fuentes, es la NSA la que decide realizarlas. "El presidente no firma este tipo de cosas". Un protocolo que, afirma, está siendo revisado ahora.

REVISIONES DEL PROTOCOLO

Este verano, Obama ordenó dos revisiones, una interna y otra externa, como respuesta al malestar en el país sobre las prácticas de espionaje de la NSA, que en Estados Unidos también han recabado datos sobre llamadas telefónicas, correos electrónicos y otras comunicaciones a través de Internet de millones de ciudadanos.

Estas prácticas salieron a la luz gracias a los documentos oficiales filtrados por el excontratista de la NSA Edward Snowden, quien actualmente se encuentra asilado de forma temporal en Rusia. Sus documentos, publicados por varios medios internacionales, han sacado a la luz los programas de espionaje de la NSA, y también de los servicios secretos británicos, en otros países como Brasil, Francia, Alemania, Italia o España.

Precisamente en España, entre diciembre de 2012 y enero de 2013, EEUU espió 60 millones de llamadas telefónicas, según publica este lunes el diario El Mundo. Las operaciones de interceptación también incluyeron la intrusión en informaciones privadas mediante el navegador de Internet, el correo electrónico y las redes sociales.

EL HUFFPOST PARA IKEA