POLÍTICA
07/11/2013 14:51 CET | Actualizado 07/11/2013 14:51 CET

El director de los Mossos dice que la detención de Benítez fue "más o menos correcta"

El director de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, considera que la actuación de los ocho agentes imputados por la muerte del empresario del Gayxample Juan Andrés Benítez fue "más o menos correcta" y se ha escudado en que la víctima estaba "fuera de sí".

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Prat ha explicado que la jueza que investiga la muerte de Benítez, y que imputó a los ocho agentes, ha permitido que la unidad de asuntos internos de los Mossos les interrogue.

Durante su detención, Benítez recibió patadas y puñetazos en la cabeza, según el atestado de la Policía Nacional en el que se basó la magistrada para imputar a los agentes.

Sin embargo, el director de los Mossos mantiene que, "a no ser que aparezcan nuevas pruebas", esta actuación, que culminó con el fallecimiento de Benítez, fue "más o menos correcta, más allá del debate político".

Mira aquí la entrevista completa

"NO SE PUEDEN DETERMINAR LOS GOLPES"

En la defensa de los agentes, Prat ha leído parte de la declaración de la familia con la que Benítez se peleó, que describen al empresario como un energúmeno "fuera de sí" que les golpeó y amenazó de muerte, llegando, dice, a agredir a los mossos.

Además, Prat argumenta que, viendo las imágenes de la detención de Benítez, "no se puede determinar que hay cinco golpes en la parte izquierda de la cabeza". Además, mantiene que el informe de la Policía Nacional contiene "carencias y errores graves".

"Hay momentos en que la policía tiene que hacer uso de la fuerza, no para hacer daño, sino para ablandar a la persona y ponerla boca abajo y ponerle los brazos atrás para poderlo esposar", ha añadido el director de los Mossos.