TENDENCIAS
04/01/2014 11:21 CET | Actualizado 05/01/2014 20:35 CET

'Los surcos del azar': Paco Roca ante la historia del exilio español

ASTIBERRI

“Las historias de la Guerra Civil son necesarias, aunque no interesan a mucha gente". Habla Paco Roca de la memoria frente al olvido, al hilo de su último cómic, Los surcos del Azar (Astiberri). "Hicimos una transición de urgencia, mirando más al futuro que al pasado y con pacto de silencio (...) Además da para muchos géneros: no tiene nada que ver La Vaquilla con El Laberinto del Fauno. Creo que cada generación la redescubrirá. De las guerras se saca lo peor y lo mejor de las personas, por eso dan para tanta historias”, afirma.

La suya rinde homenaje a los soldados republicanos exiliados que sobrevivieron de guerra en guerra y que, cosas de ese azar, acabarían siendo parte de los primeros grupos de soldados en entrar a liberar París el 24 de agosto de 1944. Formaban parte de La Nueve y desfilaron en París con carros de combate que en el morro llevaban nombres como Madrid, Ebro, Don Quichotte o Guernica.

Toda una aventura, plagada de durísimos detalles, que comienza con las escenas dantescas que se vivieron en el puerto de Alicante al final de la contienda y que toma el título de un verso de Antonio Machaco: "Para qué llamar caminos a los surcos del azar".

Miguel, el protagonista, es un personaje “real pero inventado”, explica el autor valenciano, Premio Nacional y uno de los principales talentos del cómic en España. “Desapareció y no se sabe qué fue de él. Para construir su presente eché mano de todo lo que podía: leí muchas entrevistas a ex combatientes republicanos y de la Segunda Guerra Mundial y los recuerdos de gente que había conocido, desde mi abuelo, que había estado en la Guerra Civil, a mi padre, que no la vivió pero conoció lo que fue por otros testimonios”, cuenta.

De nuevo, Paco Roca a vueltas con la memoria. En Arrugas, su obra de más éxito, trataba las consecuencias del alzheimer; ahora se centra en la importancia de recordar las vidas de otros. “Las personas mayores tienen mucho que contar. Cualquier cosa que pienses que te pasa a ti y es único le ha pasado antes a toda la humanidad: los mayores lo pueden ver en perspectiva”, dice.

Hay una confrontación cromática y de estilo entre el pasado -la historia de la 9 desde el exilio hasta la toma de París- y el presente, cuando el autor se imagina a sí mismo dentro de la obra charlando con el ex combatiente.

El cómic, fruto de dos años y medio de trabajo, ha salido con una tirada de 10.000, una cifra muy relevante para casi cualquier libro hoy en día y más aún en este género. Aplaudida por la crítica y los lectores (mejor cómic del año según los usuarios de El País y uno de los imprescindibles del año según El Mundo), Los surcos del azar no deja indiferente por los pequeños grandes detalles de las vidas anónimas maltratadas por el azar de las guerras.

APRENDE A USAR TU DINERO