POLÍTICA
21/01/2014 19:21 CET | Actualizado 21/01/2014 19:23 CET

Human Rights Watch critica la violencia policial y el trato de España a la inmigración

GTRES

Human Rights Watch ha elaborado su informe global sobre la situación de los Derechos Humanos en los distintos países del mundo.

En el apartado dedicado a España, la organización se centra especialmente en la inmigración y en las denuncias de torturas a los detenidos.

El enviado especial de las Naciones Unidas sobre formas contemporáneas de racismo, Mutuma Ruteere, muestra su preocupación sobre "el empeoramiento de la situación de los inmigrantes", citando el desempleo, las restricciones de acceso a la cobertura sanitaria y la segregación por barrios de los inmigrantes.

Respecto a la inmigración, el informe también menciona las deportaciones ilegales de inmigrantes que acceden a España de forma irregular y que "les dejan en manos de la Policía de Marruecos", así como las identificaciones de inmigrantes "por motivos raciales".

Alerta además sobre el "ambiente carcelario" que existe en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs).

TORTURAS

Otro de los apartados del informe dedicado a España habla sobre las denuncias de torturas y la "impunidad de las fuerzas de seguridad" para "torturar y maltratar".

Recuerda el informe que en abril, el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura ya mostró su preocupación por las denuncias de torturas a sospechosos de terrorismo y a detenidos por la Policía, así como por las condiciones de algunas cárceles españolas.

HRW también se centra en los efectos negativos que los recortes sociales están teniendo sobre grupos vulnerables de la sociedad, como niños y discapacitados.

[LEE AQUÍ EL INFORME COMPLETO]

UNIÓN EUROPEA: RACISMO Y DISCRIMINACIÓN

Respecto a la Unión Europea, HRW denuncia el "grave problema" de racismo y discriminación con gitanos, inmigrantes y con las peticiones de asilo.

El informe critica la pasividad de los socios de la UE durante 2013 cuando, pese a reconocer la existencia de violaciones de derechos humanos, fueron incapaces de adoptar acciones conjuntas. Y pone de ejemplo el drama de Lampedusa, en cuyas costas murieron decenas de inmigrantes.

"La prioridad debe ser salvar vidas y después mantener la fortaleza europea", denunció el director ejecutivo de esta ONG, Kenneth Roth, para lamentar que la UE se haya limitado a incrementar las medidas de vigilancia.

En el informe, HRW destaca asimismo la incapacidad de frenar las políticas de Hungría destinadas a "minar el estado de derecho y los derechos humanos" y "las abusivas expulsiones" de gitanos desde Francia.

Según su estudio, los gitanos, los inmigrantes y los refugiados son especialmente "marginados" en el territorio comunitario, pero los musulmanes también son discriminados en muchas esferas y encuentran problemas para ejercer la libertad de culto.

A pesar de los esfuerzos de las autoridades europeas para fijar reglas comunes de asilo, los refugiados, denuncia HRW, siguen encontrando una legislación "proteccionista" en muchos países de la UE, una realidad patente en el caso de los sirios que huyen de la guerra.