POLÍTICA
17/02/2014 14:13 CET | Actualizado 17/02/2014 14:13 CET

Las víctimas del franquismo reclaman ser incluídas en el Estatuto de la Víctima

EFE

Bandera republicana en mano y sosteniendo un mural con fotografías en blanco y negro de varias víctimas del franquismo, una treintena de miembros de la Plataforma por la Comisión de la Verdad ha presentado este lunes un escrito en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) dirigido a su presidente, Carlos Lesmes, en el que piden que les reciba y que no de "la espalda" a una "tragedia" que afecta a miles de personas.

La plataforma —que representa a más de cien asociaciones de familiares y víctimas del franquismo—, reclama al órgano de gobierno de los jueces a que se le incluya en el Estatuto de la Víctima en el que trabaja el Gobierno ya que, a su juicio, sería "trágico y contrario al espíritu de la transición" establecer dos categorías de víctimas: unas con todos los derechos y el reconocimiento que merecen y otras "abandonadas a su suerte".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Mientras gritaban a favor de la justicia universal y contra la "impunidad" de los crímenes cometidos durante la dictadura franquista, una comitiva, encabezada por la abogada Cristina Almeida, ha registrado la petición formal en el Consejo del Poder Judicial.

DESAMPARADOS

El objetivo último de las víctimas es "sentarse a la mesa" y saber cómo va a asumir el Consejo del Poder Judicial las diversas recomendaciones de la ONU a favor de la "justicia, la verdad y la reparación". Recuerdan que en su última visita de Naciones Unidas, el relator Pablo de Greiff, instó a derogar la Ley de Amnistía y que no se utilizara como "una ley de punto final".

Los representantes han reclamado ante los medios de comunicación que la "Justicia no mire hacia otro lado" ante los requerimientos de la ONU, mientras han expuesto la "indefensión y el desamparo" en el que se encuentran cientos de familias. Además, han denunciado que enviaron un escrito similar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para trasladarle sus inquietudes y aún no han recibido respuesta.

En su opinión, la ausencia de pasos significativos por parte de los juzgados y el Gobierno está provocando un "enorme sufrimiento" y un "innecesario dolor" que ya se prolonga durante décadas.

"En España todavía hay más de 150.000 personas víctimas de desapariciones forzadas, cuyos familiares siguen esperando un reconocimiento y una solución por parte del Estado", recoge el escrito, que añade que "miles de víctimas anónimas se encuentran sepultadas en 2.000 fosas comunes desperdigadas por la geografía española". "España sigue siendo una excepción en la Europa democrática", concluye el texto.

EL HUFFPOST PARA IKEA