INTERNACIONAL
01/05/2014 14:46 CEST | Actualizado 01/05/2014 21:00 CEST

Gerry Adams, presidente del Sinn Féin, detenido por un asesinato de 1972

El presidente del Sinn Féin, Gerry Adams, permanece detenido en una comisaría de Antrim, norte de Irlanda del Norte, en relación con el asesinato de una católica cometido en 1972 por el inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).

Según la Policía norirlandesa, Adams, de 65 años, será interrogado por detectives que investigan la muerte de Jean McConville, asesinada por su supuesta colaboración con las fuerzas de seguridad británicas durante el conflicto norirlandés.

El líder del Sinn Féin ha negado su implicación en el asesinato, mientras que otros miembros del partido republicano han insinuado que el arresto puede tener connotaciones políticas.

El político republicano Alex Maskey, miembro del Sinn Féin, condenó el momento de la detención pues considera que se ha producido tres semanas antes de las elecciones europeas.

De acuerdo con el Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI), Adams se presentó anoche en una comisaría de Antrim, donde fue después arrestado por el caso de McConville, quien tenía 37 años cuando fue secuestrada en Belfast y después asesinada.

COMUNICADO DE ADAMS

En un comunicado, Adams recordó anoche que "el pasado mes dije que estaba disponible para reunirme con la PSNI sobre el caso de Jean McConville. Este encuentro se está desarrollando esta tarde".

"Como líder republicano nunca he eludido mi responsabilidad para construir la paz. Esto incluye hacer frente al delicado asunto de las víctimas y sus familias. Siempre que ha sido posible he trabajado para ayudar a las víctimas y los familiares que se han puesto en contacto conmigo. Aunque no estén de acuerdo, esto incluye a la familia de Jean McConville", dijo Adams.

El presidente del Sinn Fein insistió en su inocencia respecto al "secuestro, asesinato o entierro de McConville".

McConville fue una de las 17 personas -16 hombres y una mujer- que el IRA secuestró, asesinó y enterró en lugares secretos por colaborar supuestamente con las fuerzas del orden durante el conflicto norirlandés.

El hijo de McConville, Michael, que tenía 11 años cuando su madre fue asesinada, expresó su satisfacción por el arresto.

"Estamos contentos de ver que las cosas se mueven (...). Yo y el resto de mis hermanos y hermanas estamos satisfechos de ver que el PSNI está haciendo su trabajo. Nunca pensamos que esto pudiera realizarse (por el arresto de Adams) pero estamos bastante contentos", agregó.

APRENDE A USAR TU DINERO