POLÍTICA
23/05/2014 10:13 CEST | Actualizado 23/05/2014 10:13 CEST

El jefe del Ejército de Tailandia se autoproclama primer ministro

El jefe del Ejército tailandés, el general Prayuth Chan Ocha, se ha autoproclamado primer ministro provisional del país, después de que los militares tomaran este jueves el poder en un golpe de Estado. Además, la junta militar de Tailandia ha prohibido la salida del país a 155 personas, entre ellos varios políticos y activistas, según un comunicado leído este viernes a través de la televisión estatal.

El Consejo Nacional para la Paz y el Orden (CNPO), el nombre oficial de la junta militar que lidera Prayuth, informó en un comunicado de que el general asumirá las funciones administrativas del cargo hasta que se encuentre un nuevo candidato definitivo.

"Puesto que las leyes estipulan que el primer ministro autoriza acciones bajo la ley, el líder del CNPO o los individuos que éste designe asumirán por el momento la autoridad", dijo el comunicado según el diario "Bangkok Post".

[¿ES SEGURO VIAJAR A TAILANDIA?]

Prayuth, quien hace tres días declaró la ley marcial en el país, asumió todo el poder después de considerar fallidos los intentos de que el Ejecutivo interino y los antigubernamentales alcanzasen un acuerdo.

MÚSICA PATRIOTA Y BOLETINES INFORMATIVOS

En las 16 horas siguientes al golpe, la junta militar ha emitido dos órdenes y 19 anuncios a través de las radios y televisiones que, el resto del tiempo solo ofrecen música patriótica y boletines informativos del Canal 5, propiedad del Ejército.

En uno de estos comunicados, el Ejército citó a la ex primera ministra, Yingluck Shinawatra, y a 22 miembros de su clan familiar y partido político a comparecer este viernes ante las autoridades militares.

El Consejo Nacional para la Paz y el Orden, el nombre oficial de la junta militar, decretó el toque de queda, prohibió las reuniones públicas, suspendió la Constitución y amplió la censura a los medios de comunicación para incluir los extranjeros.

CIERRE DE COLEGIOS

También ha instado a los altos funcionarios a asumir las funciones de los ministros depuestos y ha decretado el cierre de todos los colegios hasta el domingo.

El golpe militar pone fin a ocho meses de manifestaciones antigubernamentales que han causado 28 muertos y más de 800 heridos. Este es el duodécimo golpe de Estado que perpetran los militares en Tailandia desde la caída de la monarquía absolutista, en 1932, además de siete intentonas.

La anterior asonada ocurrió en 2006 y depuso al primer ministro Thaksin Shinawatra, también entre multitudinarias manifestaciones. Los golpistas de entonces derogaron la Constitución, redactaron otra, la hicieron aprobar en referéndum y convocaron elecciones a finales de 2007.