NOTICIAS
27/06/2014 16:47 CEST | Actualizado 27/06/2014 17:04 CEST

Juncker, designado presidente de la Comisión: 5 cosas que podrá hacer en su nuevo cargo

GTRES

ENVIADO ESPECIAL A BRUSELAS.- Jean-Claude Junker ha sido designado presidente de la Comisión con el voto en contra de Reino Unido y Hungría.

Así lo anunciaba el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, al filo de las 16:30 de este viernes. "La decisión está tomada. El Consejo Europeo propone a Jean-Claude Juncker como el próximo presidente de la Comisión Europea":

Ahora, tendrá que pasar el día 16 de julio el examen del Parlamento Europeo, donde a priori no tendrá problemas al contar con el apoyo del grueso de los socialdemócratas, populares y liberales.

La victoria de Juncker es, además de una victoria que ni él mismo podía imaginar hace unos meses, una derrota para David Cameron, el primer ministro británico que se opuso con fiereza hasta el final. Sólo dos países votaron en contra, Reino Unido y Hungría, algo histórico, ya que todos los presidentes del Ejecutivo habían logrado hasta ahora la unanimidad. Los restantes 26, incluidos Suecia y Holanda, que expresaron sus dudas, han votado finalmente a favor.

Al principio, Angela Merkel lo apoyó tibiamente como candidato. Tras las elecciones europeas, dijo que podría haber más candidatos. Pero a medida que la opinión pública alemana le exigió que respetase el resultado electoral y la oposición de Cameron contribuyó paradójicamente a reforzar al ex primer ministro luxemburgués.

VER ADEMÁS:Así fue elegido | El candidato de las sombras

Juncker tomará posesión de su cargo el 1 de noviembre de este año, acompañado por 27 comisarios (uno por país) que compondrán el nuevo Ejecutivo comunitario. Pero, ¿en qué consiste su cargo? ¿Qué podrá hacer desde el barrio europeo de Bruselas?

1.- DIRIGIR UN EJÉRCITO DE 23.000 FUNCIONARIOS

La Comisión Europea cuenta con una plantilla de 23.000 trabajadores que trabajan en todas las áreas administrativas imaginables, desde pesca a nuevas tecnologías, pasando por economía o relaciones exteriores.

La institución tiene delegaciones en los 28 países miembros y embajadas en buena parte del mundo. Las decisiones se toman fundamentalmente en Bruselas, en el edificio Berlaymont, en el barrio europeo conocido como Schuman. La siguiente institución en personal es el Parlamento Europeo, con unos 5.000 trabajadores.

2.- REDACTAR LEYES

La Comisión tiene el derecho de iniciativa legislativa. Esto significa que toda nueva directiva (las leyes europeas) o los reglamentos nacen en algún o varios despachos de la Comisión. Desde las cuotas pesqueras, hasta la autorización de fusiónes entre grandes empresas, la calidad del agua o la protección de las costas.

A menudo las nuevas normas son el final de un largo proceso de consultas con los países miembros, las empresas, otras instituciones relevantes y los influyentes lobbies (se calcula que sólo en Bruselas hay unos 20.000). Después, las propuestas pasan al Consejo, la institución que aglutina a los Gobiernos, y en la mayoría de áreas a la Eurocámara. Son esas dos instituciones las que tienen la palabra final, pero la base es siempre una propuesta de la Comisión, que se conforma tras una decisión colegiada del conjunto de los comisarios.

3.- INFLUIR EN ECONOMÍA

Donde Juncker tendrá grandes poderes como capitán del equipo de la Comisión será en materia económica. Es la Comisión la que controla el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, elabora sus propias previsiones económicas, donde se basan posibles sanciones o controla desequilibrios excesivos (burbujas inmobiliarias, competitividad) cuya penalización llega al 0,2% del PIB...

La Comisión de Juncker tendrá un rol central en el tratado de libre comercio con EEUU, ya que las negociaciones las lleva directamente la Comisión. La Comisión también es la máxima y última autoridad en materia de Competencia. Por ejemplo, podría multar a Google por sus prácticas monopolistas o impedir fusiones entre empresas que no respeten las reglas del mercado.

4.- TRATO DE JEFE DE GOBIERNO, REPRESENTANTE INTERNACIONAL

El presidente de la Comisión tiene hilo directo con los jefes de Gobierno de los 28. De hecho, él es el interlocutor principal de los primeros ministros, del mismo modo que los comisarios lo son de los ministros de cada área.

La Comisión celebra habitualmente reuniones en Bruselas con el conjunto del Gobierno de un país miembro, y el presidente asiste a las cumbres de jefes de Estado y de Gobierno. Además, Juncker, junto con el presidente del Consejo, será el máximo representante internacional de la UE. Si hay una cumbre con EEUU, por ejemplo, asisten ambos en representación comunitaria.

5.- GASTARSE (EN LO QUE CONSIDERE) UN SUELDAZO

El presidente de la Comisión cobra 25.554,58 euros al mes, un salario base al que hay que sumar el 15% para la vivienda, 1.418 euros al mes en concepto de dietas, otras dietas para él y su familia y una generosa pensión. Los comisarios cobran un poco menos (20.800 euros al mes si no se es vicepresidente).

Si tiene tiempo para gastárselo, Juncker podrá darse algún que otro capricho con su salario.

#JUNTOS