TENDENCIAS
04/07/2014 11:30 CEST | Actualizado 04/07/2014 12:07 CEST

Trucos para ponerse un gorro de piscina en menos de 10 segundos (VÍDEOS)

Ponerse un gorro de piscina no es fácil. Hay que tener mucha práctica para llevar a cabo esa engorrosa tarea sin que te quede ningún pelo fuera o sin deformarte la cara por un momento.

Cualquiera que vaya a nadar con frecuencia o lo haya hecho alguna vez sabrá de lo que estamos hablando. La ceremonia de ponerse el bañador, las gafas, el gorro, etc. quita las ganas a muchos. Para que eso no te ocurra a ti, especialmente ahora que estamos en verano y en muchas piscinas todavía es obligatorio su uso, hemos decidido echarte una mano y enseñarte cómo ponerte un gorro de forma rápida y sin esfuerzo.

En estos tres vídeos descubrirás tres formas alternativas de hacerlo. Seguro que tras verlos no te parecerá tan difícil.

1. La clásica

Los pasos a seguir para conseguirlo son aparentemente sencillos. Se trata de recogerse el pelo, abrir el gorro con las dos manos, mirar hacia el suelo y colocar el gorro justo debajo, después introducir la cabeza empezando por la frente y finalmente deslizar el gorro hasta la nuca. Una vez hecho sólo quedaría ajustarlo bien y guardar los mechones que hayan quedado fuera.

¿Fácil, no? Pues más fácil te parecerá después de ver cómo lo hace esta chica. En sólo diez segundos consigue lograr su objetivo sin que quede ningún pelo fuera de lugar. (Minuto 0.50)

2. A la inversa

También se puede hacer justo al revés. Siempre con el pelo recogido pero mirando al frente (y no al suelo), este sistema consiste en introducir el gorro por la nuca para después arrastrarlo hacia delante. Es rápido, muy rápido. La prueba es que este chico solo tarda seis segundos en hacerlo. (Minuto 0.22)

3. Visto y no visto

Una segunda persona es lo que necesitas para poder poner en práctica este sistema. Mientras tú te mantienes quieto e impasible sentado en el borde de la piscina, él es quien se encarga de hacerlo.

Se trata de llenar el gorro de agua hasta arriba, situarlo sobre tu cabeza con la apertura hacia arriba (lógico, por otra parte) y dejarlo caer sobre tu cabeza. ¡Listo! En solo un segundo lo tendrás perfectamente colocado.

Míralo en este vídeo:

... O en éstos si no te lo acabas de creer:

Lo malo es que a veces no sale y eso puede ser (literalmente) muy doloroso:

APRENDE A USAR TU DINERO