NOTICIAS
12/07/2014 15:53 CEST | Actualizado 12/07/2014 15:53 CEST

Primera superluna de verano: esta noche no te olvides de mirar al cielo

Esta noche, cuando el sol se ponga, deberás mirar hacia el cielo. Porque este sábado 12 de julio se podrá ver la primera de las tres superllenas llenas del verano 2014. Un fenómeno que en junio de 2013 hizo que la luna llena fuera un 14 por ciento mayor y un 30 por ciento más brillante de lo habitual, según datos de la NASA.

El término fenómeno, conocido científicamente como "Luna de perigeo", se producirá tres veces durante este año. La primera será hoy sábado y para las próximas habrá que esperar uno y dos meses respectivamente. El 10 de agosto será la segunda superluna llena del verano y el día 9 de septiembre, la tercera.

Por qué se produce este fenómeno

Si lo que quieres es disfrutarlo con conocimiento, lo primero que debes saber es que las lunas llenas varían constantemente de tamaño debido a la forma ovalada de su órbita.

La Luna sigue una trayectoria elíptica alrededor de la Tierra con un lado ("perigeo") alrededor de 50.000 kilómetros más cerca que el otro ("apogeo"). Así, las lunas llenas que se producen en el lado perigeo de la órbita de la Luna parecen extraordinariamente grande y brillante.

Eso es lo que pasará este sábado y el próximo 9 de septiembre, mientras que el día 10 de agosto será diferente. Ese día la luna será todavía más grande y más brillante. Porque se llenará durante la misma hora que el perigeo. Se producirá algo así como una extra-súper Luna.

No es un hecho tan raro

Que sea recomendable mirar al cielo y no perderse el fenómeno no quiere decir que sea un hecho único. Si no lo puedes seguir esta noche tienes dos oportunidades más este verano. Y sino, en 2015.

"En términos generales, las lunas llenas ocurren cerca del perigeo cada 13 meses y 18 días, así que no es tan inusual", asegura Geoff Chester del Observatorio Naval de los EE.UU.. "De hecho, el año pasado hubo tres lunas de perigeo en fila, pero sólo de una se informó ampliamente".

Cómo y dónde verla

Lo curioso de las superluna llenas es que su aumento de tamaño y también su aumento de intensidad. Pero no es siempre es fácil apreciarlo. Para ver ese 30% de brillo más hay que estar en un lugar sin nubes y brumas que hagan de cortina y cubran ese esplendor.

Más difícil es percatarse del aumento de tamaño. Primero porque en comparación es más bajo y en segundo lugar porque en el cielo no hay elementos flotando para medir diámetros lunares. Colgada en lo alto, sin puntos de referencia para proporcionar un sentido de escala, una luna llena se ve casi del mismo tamaño que cualquier otra.

La clave estará en el horizonte...

... y en la llamada 'ilusión de la Luna'. Según Chester, ésta es la que "hará que la gente recuerda este fenómeno inminente de las lunas llenas, más que el punto de vista real de la propia Luna".

La ilusión se produce cuando la Luna está cerca del horizonte. Por razones no comprendidas completamente por los astrónomos y psicólogos, las lunas a baja altura se ven anormalmente grandes cuando se las ve a través de árboles, edificios y otros objetos en primer plano. Cuando la ilusión de la Luna amplifica una Luna de perigeo, el orbe hinchado saliendo por el este al atardecer puede parecer muy cierto.

"Algunas personas van a pensar que es la luna más grande que jamás han visto si la ven sobre un horizonte lejano, ya que los medios de comunicación les han dicho que hay que prestar atención a esto en particular", concluye Chester.

ADEMÁS:

TERRITORIO PARADORES