TENDENCIAS
17/09/2014 07:44 CEST | Actualizado 17/09/2014 07:45 CEST

Las mujeres toleran la marihuana con más facilidad que los hombres

Dennis Hallinan via Getty Images

A pesar de la falta de investigación sobre el tema, se cree que las drogas afectan de forma diferente a hombres y mujeres. Es muy importante comprender los efectos del cannabis en el cuerpo, más ahora que se está promoviendo la legalización de la marihuana para uso recreativo en muchas zonas. Por su parte, la marihuana para uso médico ya es legal en 23 estados de EEUU.

Los investigadores de la Universidad Estatal de Washington han descubierto pruebas que indican que las mujeres podrían desarrollar tolerancia a la marihuana con más facilidad que los hombres.

"No es completamente seguro, pero si tu cuerpo tolera enseguida una droga, tienes mayor riesgo de hacerte adicto", explica la profesora Rebecca Craft, jefa del departamento de psicología en la Universidad y directora de la investigación. También señala que la tolerancia por sí misma no define la dependencia a las drogas; sólo es una característica de la adicción.

En otras palabras: las mujeres deberían pensarse bien lo de seguir el ritmo a un hombre que fuma porros.

El estudio se centraba en los efectos calmantes del cannabis en ratas machos y hembras. Las ratas también tienen un ciclo menstrual (que dura cuatro o cinco días en lugar de 28) y experimentan fluctuaciones hormonales dolorosas similares a las de los humanos.

Al comienzo del experimento, las ratas hembra desarrollaron una mayor sensibilidad al cannabis que los machos. Sin embargo, tras diez días de pruebas, los investigadores descubrieron que las hembras necesitaban mayores dosis de cannabis que los machos para experimentar la misma sensación de alivio ante el dolor. En otras palabras, mientras que las ratas hembra empezaban siendo más sensibles al cannabis, después de diez días, eran menos susceptibles.

"Observamos los efectos calmantes", explica Craft. "Una de las cosas que nos preocupa cuando mantenemos una misma medicación durante un tiempo es si seguirá teniendo la misma efectividad".

Existen diferentes experimentos clínicos en humanos que sugieren que la marihuana y las drogas cannabinoides alivian el dolor crónico. En este caso, y si la droga se administra correctamente, las mujeres podrán ser las mayores beneficiarias.

"En su vida, las mujeres sufren más dolor que los hombres", asegura Craft. "Por lo que las mujeres también necesitan más analgésicos".

En la actualidad, las ratas son el mejor método para examinar las posibles disparidades entre sexos en cuanto a los efectos calmantes de la droga, teniendo en cuenta sus semejanzas con los humanos, así como la dificultad para explorar a las mujeres en puntos tan específicos de sus ciclos.

Craft confía en que los resultados sean aplicables a humanos, pero afirma que no se puede garantizar hasta que no se pruebe en personas, ya que "existen algunas diferencias entre las especies respecto a la forma de metabolizar las drogas".

En un estudio de 2014, las mujeres decían sentirse más colocadas que los hombres al fumarse un porro. Esta sensibilidad, combinada con los descubrimientos de Craft, puede servir a los doctores que quieren prescribir cannabis como calmante y a las mujeres que fuman cannabis de forma recreativa.

Craft hizo hincapié en que hoy en día es posible conseguir marihuana mucho más fuerte que cuando las drogas se hicieron populares allá por los 60 y los 70, y en que ahora es más fácil observar las diferencias potenciales en la forma en que los hombres y las mujeres reaccionan a su consumo. También mencionó que las mujeres se informan más sobre el uso de la marihuana y actúan con precaución, al igual que con el consumo de alcohol.

No obstante, la adicción a la marihuana ocurre, aunque sólo en un pequeño porcentaje de los casos.

"Creo que está muy bien que se produzca un cambio social y que el uso recreativo de la droga sea ahora más aceptable", admitía Craft. "Sin embargo, las mujeres tienen mayor riesgo con algunas drogas, y creo que necesitan ser conscientes de ello".

Traducción de Marina Velasco Serrano

ADEMÁS: