POLÍTICA
19/09/2014 19:05 CEST | Actualizado 19/09/2014 20:25 CEST

El Parlament de Cataluña aprueba la Ley de Consultas

REUTERS

El Parlament de Cataluña ha aprobado la Ley de Consultas que permitirá al president de la Generalitat, Artur Mas, convocar la consulta para el próximo 9 de noviembre.

La ley ha sido aprobada con 106 votos a favor y 28 en contra, con los apoyos de CiU, ERC, ICV, PSC y la CUP y el rechazo de PP y Ciutadans. El PSC, aunque ha votado a favor, ha rechazado el proceso de convocatoria de consulta para el día 9.

Tras la votación, la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, no ha aclarado si la convocatoria de la consulta se realizará este viernes o en días posteriores. "Mas tiene el marco jurídico para poder convocar la consulta. El margen de los detalles administrativos que deben hacer posible la publicación de la ley puede ser en unas horas o días".

Previsiblemente, una vez el Govern apruebe la convocatoria de la consulta, el Gobierno de Rajoy tiene previsto reunirse en Consejo de Ministros extraordinario para redactar un recurso de inconstitucionalidad contra la misma. A su vez, cuando se publique en el boletín oficial catalán la ley de consultas, el Ejecutivo central también tiene intención de recurrirla. Esto podría ocurrir este sábado.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, no ha hecho declaraciones al salir del hemiciclo limitándose a afirmar que está "contento" y marchándose a su despacho.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

EL PSC VOTA LA LEY PERO CRITICA EL ESPÍRITU

Según Josep Rull, encargado de presentar el texto, la nueva ley no está hecha sólo para la consulta soberanista impulsada por Mas, sino para permitir "margen suficiente a la Generalitat y a los ayuntamientos para hacer participar a la ciudadanía".

Las críticas al espíritu de la ley no sólo han llegado de parte de los partidos que han votado en contra, sino también del PSC, que ha votado a favor, pero ha criticado que el Govern la use como herramienta para convocar una consulta. "Sí a la ley y no a una consulta ilegal", ha expresado Ferran Pedret, desde la tribuna.

"El apoyo a la ley no es un aval a la consulta del 9-N", ha proseguido el diputado del PSC, quien cree que "el respeto al principio democrático implica respeto a las leyes". Los socialistas catalanes, ha dicho Pedret, creen que la consulta "dificulta una solución política y pactada a la situación que vive Cataluña". "¿Por qué no explorar el federalismo?", ha planteado.

CRÍTICAS DEL PP Y CIUTADANS

Desde el PP catalán, el diputado Santi Rodríguez ha coincidido con el PSC en criticar el uso que se hace de esta nueva ley y ha cargado contra el Govern de Mas porque, dice, "el Parlament de Cataluña es soberano, pero con las competencias que tiene, no en otras".

Rodríguez cree que la suspensión por parte del Tribunal Constitucional de la declaración de soberanía aprobada en esta cámara "es el primer aviso de que no se puede convocar el referéndum", que para el diputado conservador "no es más que una cobertura para una decisión que ya tienen tomada". "Las leyes se cambian votando, no desobedeciendo", ha añadido.

El portavoz del PP catalán ha concluido su intervención afirmando que su grupo votaría que no pero que su voto era "un doble triple sí: sí a la democracia, sí al estado de Derecho, sí a la convivencia y sí a Cataluña, a España y a Europa".

Albert Rivera, líder de Ciutadans, ha sido otro de los críticos con esta ley, afirmando que el debate de esta ley "no sólo afecta a los catalanes, sino a todos los españoles" y ha acusado a Mas y Junqueras de querer "romper el país". "Esta consulta es para separarnos de nuestros conciudadanos", ha añadido Rivera, que ha comparado la consulta del 9-N con un atraco a un banco.

"ES EL MEJOR INSTRUMENTO"

Desde ERC, la diputada Gemma Calvet ha sido la encargada de defender esta ley que forma parte de un proceso que "cuadra". "Consulta, referéndum, elecciones", ha expresado Calvet, quien cree que el referéndum de Escocia "ha sido un éxito para la democracia".

"Si no se escucha, no se ve. Si no se ve, no se hace servicio a la democracia y no se cumplen las leyes si se niega a escuchar a la ciudadanía", ha proseguido la diputada de Esquerra, quien ha pedido que se respete la consulta porque "es nuestra consulta". "Es la hora de votar", ha añadido.

Dolors Camats, diputada de ICV, ha defendido la ley y ha asegurado que Rajoy quedará "en evidencia ante Europa" si decide finalmente recurrir esta ley porque considera que "el voto permite llegar al acuerdo", una "lección" aprendida del referéndum escocés.

Camats ha admitido sentir "envidia sana" de Escocia después de que Cameron impulsara la celebración de un referéndum sobre la independencia y ha recordado que "la consulta no es el final, es el instrumento para cambiar, es el mejor instrumento". "Los escoceses no serán independientes porque no han querido, pero nos han demostrado que son libres", ha concluido.

Por parte de la CUP, Quim Arrufat ha criticado a quienes se oponen a la independencia y ha explicado que "el derecho a decidir no es sólo una batalla de los soberanistas" sino un sentimiento que ya está "en la cultura catalana". Arrufat ha concluido su intervención con un "votaremos y ganaremos", que ha levantado los aplausos de su grupo.

APRENDE A USAR TU DINERO