TENDENCIAS
11/10/2014 10:01 CEST | Actualizado 10/09/2018 14:43 CEST

Cómo poner el nórdico: tutoriales para que hacerlo solo no sea una pesadilla (VÍDEOS)

GTRESONLINE

Hay dos preguntas que tarde o temprano todos terminamos haciéndonos. O a nosotros mismos, o a nuestros amigos y compañeros de trabajo. Una llega todos los otoños y la otra se produce a finales de primavera o principios de verano.

¿Cuándo pongo el nórdico? ¿Cuándo lo quito? Son las dos cuestiones en torno a las que giran nuestras conversaciones en esos dos momentos del año. Que continúan con ¿Tú ya lo has puesto? y ¿Sigues durmiendo con el nórdico?

A estas alturas, y con el panorama meteorológico que nos espera para este fin de semana, más de uno habrá decidido aprovechar los días de descanso para guardar las sábanas y la colcha de verano y darle la bienvenida al plumas.

Ya puestos a la tarea, sólo hay un problema: poner el nórdico. Sobre todo si vives solo. La tarea no es fácil pero internet está lleno de vídeos tutoriales que nos facilitarán esta labor y que animarán aquellos que todavía no estén decididos.

CON LA FUNDA AL REVÉS

Da igual el tamaño de la cama, aquí la clave está en darle la vuela a la funda, estirarla y después poner el edredón por encima. A continuación se van enrollando las dos cosas conjuntamente y, una vez terminado el proceso, se vuelve a dar la vuelta a la funda. En dos minutos estará todo listo. En el vídeo se puede ver con detalle.

LAS PINZAS DE LA ROPA COMO HERRAMIENTA

Este método exige aliarse con las pinzas de tender la ropa. La idea es estirar la funda sobre la cama y después ir introduciendo el nórdico poco a poco por la abertura hasta hacer coincidir esquina con esquina. Una vez alcanzada esa posición, debemos sujetar esa esquina con pinzas y a partir de ahí los bordes para que quede todo fijado y muy estirado. Míralo en el vídeo.

ALIARSE CON LA PARED

La gran dificultad a la hora de poner un nórdico, especialmente cuando lo hacemos solos, es que quede bien estirado. Con ayuda de otra persona siempre podemos repartirnos las esquinas (dos para uno, dos para otro) y sacudirlo para que quede bien estirado. ¿Qué opción nos queda cuando estamos solos? Hay dos opciones: conformarse con el edredón-pasa, o aliarse con la pared. Una vez cuadradas las dos primeras esquinas, lo aprisionamos entre la cama y la pared y continuamos poniendo el edredón. Así, cuando ya esté finalizado, habrá quedado liso, liso.

VODAFONE PARA EL HUFFPOST