POLÍTICA
23/10/2014 17:20 CEST | Actualizado 23/10/2014 17:20 CEST

La Comunidad de Madrid propone ahora condecorar a Teresa Romero

EFE

Teresa Romero, la auxiliar de enfermaría contagiada de ébola, ha pasado de ser una mentirosa a ser condecorada con “la más alta distinción de Sanidad de la Comunidad de Madrid”.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha anunciado que propondrá dicha concesión no sólo a Romero, sino también a todos los profesionales que han trabajado desde el 4 de agosto hasta ahora para superar la crisis del ébola. La medida se tomará tan pronto como esté superada la crisis del ébola y se pueda decir que España es un país 'libre de ébola', ha agregado el presidente madrileño.

González ha hecho este anuncio en el Pleno de la Asamblea en respuesta a la pregunta del portavoz socialista, Tomás Gómez, sobre las medidas que ha tomado el Gobierno regional para tranquilizar a la población durante la crisis del ébola.

“Las medidas son las que han permitido atender a los afectados por esta enfermedad, curar a Teresa del ébola, atender y controlar a las personas que tuvieron contacto con enfermos afectados, informar de lo que se hacía a los ciudadanos, apoyar a los profesionales que han trabajado y trabajan desde el día 4 de agosto para lograr este magnifico resultado, no contribuir como han hecho otros de manera irresponsable al alboroto que se ha producido estos días, colaborar con la autoridad sanitaria nacional, el Gobierno, que dirige estas situaciones y reconocer el gran trabajo de los profesionales y la calidad de la sanidad pública madrileña·, ha contestado González.

LO QUE SE DIJO DE ELLA

La condecoración, ahora que Teresa Romero está curada, contrasta con las declaraciones del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid el pasado 8 de octubre. En sus primeras declaraciones tras conocer el estado de Romero, Javier Rodríguezsostuvo que la enfermera "pudo haber estado mintiendo sobre su fiebre" y "ocultado" haber estado expuesta al virus cuando acudió a su médico de cabecera.

Seis días después, Rodríguez se vio obligado a pedir disculpas a Romero ante la polémica generada por sus "desafortunadas manifestaciones". En la misiva, definía a Romero, de "profesional acreditada con una experiencia de más de quince años y una mujer comprometida como nadie". "Ella, como muchos otros excelentes profesionales, se presentó voluntaria para tratar a los misioneros afectados por el virus del ébola y por eso merece todos mis respetos", aseguraba.

EL HUFFPOST PARA IKEA