NOTICIAS
29/11/2014 20:02 CET | Actualizado 29/11/2014 20:02 CET

Las fotos del temporal

EFE

El primer temporal de lluvia y viento del otoño ha azotando este sábado la zona mediterránea peninsular, con fuertes lluvias sobre todo en Cataluña, y las Islas Canarias, donde el hombre de 53 años ha muerto por el impacto de una plancha metálica que derribó el viento.

Este ha sido el suceso más grave ocurrido a causa del temporal en Canarias, que este sábado amaneció con cinco de las siete islas en alerta roja -máxima- por riesgo extremo de viento, una alerta que se ha visto reducida a lo largo del día a naranja (riesgo importante).

Todas las islas han sufrido vientos de hasta 100 kilómetros por hora, que han provocado cortes de luz, suspensión y retrasos de vuelos y en comunicaciones por mar, y la caída de árboles, vallas publicitarias, cascotes de fachadas o de adornos de navidad.

(Sigue leyendo después de la galería...)

Photo gallery Las imágenes del temporal See Gallery

El paso de varios centros de bajas presiones por el entorno de la península está dando lugar a esta situación meteorológica adversa, con precipitaciones abundantes y vientos intensos que, si bien en uno u otro momento han afectado a casi toda España, han incidido más en Canarias y Cataluña, donde las cuatro provincias han amanecido en alerta naranja o amarilla por riesgo de precipitaciones y vientos.

Aquí, el temporal ha dejado lluvias de más de 100 litros por metro cuadrado en algunos puntos y ha aumentado el caudal del río Ter, que corre el riesgo de desbordarse e inundar zonas próximas.

Según ha informado la Generalitat, Protección Civil mantiene activada la alerta del plan especial de emergencias por inundaciones en Cataluña, ante la previsión de que persistan las lluvias abundantes durante todo este fin de semana, que podrían dejar acumulaciones de agua importantes, especialmente en las comarcas de Girona y en las Tierras del Ebro.

Asimismo, las lluvias caídas a lo largo de la pasada noche han provocado una treintena de servicios de los Bomberos de la Generalitat, ninguno de ellos grave, consistentes en su mayoría en limpieza de calzada, retirada de ramas y saneamientos de fachadas, así como en achicar el agua de calles inundadas, principalmente en las comarcas de Baix Camp (Tarragona) y Vallès Occidental (Barcelona).

EL HUFFPOST PARA UNIVERSIDAD EUROPEA