TENDENCIAS
05/12/2014 17:53 CET | Actualizado 05/12/2014 18:47 CET

Las mentiras que tú también te cuentas antes de salir de fiesta

Yo tengo una amiga que siempre se miente antes de salir de fiesta. Es como un TOC (trastorno obsesivo compulsivo), se le escapa sin más y es bastante reconfortante, la verdad. Se pone delante del espejo y, mientras se atusa el pelo, empieza a vomitar sus frases comodín aun sabiendo que se traicionará a sí misma otra vez.

Son pequeñas verdades a medias que se diluyen junto a la fuerza de voluntad en el primer trago de la primera copa, pero las necesitamos escuchar.

1. "UNAS CAÑAS Y A CASA"

Todos sabemos que esto en España es imposible. Aquí, "unas" actúa como determinante indefinido, por lo que es imposible determinar cuántas cañas serán, por lo que pierdes la cuenta y terminas liado. Aunque siempre "te habrán liado", por tradición popular, porque uno solo nunca se lía.

2. "UNA COPA Y A CASA"

Este epígrafe es la evolución de las cañas. Si la cerveza es la excusa para quedar a una hora prudente en la que la ingestión de copas de alcohol duro todavía está mal visto, la copa llegará en las horas nocturnas, a partir de las 9, o las 10, o las 11 o hasta que pierdas el número de gin tonics que llevas a las espaldas. Aquí, en este punto, te habrán liado.

3. "NO PASA NADA POR LLEVAR LA ROPA INTERIOR FEA"

Justo la noche que es "tu noche", llevas la ropa interior fea, la única que te quedaba en el cajón, ¡qué casualidad, vida, QUÉ CASUALIDAD! En principio, no pasaba nada, porque eran solo unas cañas/copas y a casa, nadie tenía por qué ver tus intimidades. Pero al final hay prórroga. Gracias, querido Murphy.

4. "ESTA NOCHE ES MI NOCHE"

La ocasión en la que te dices esto antes de salir (y llevas la ropa interior todo-push-up), no suele ser la velada que imaginabas en tu mente, sino lo contrario. Gracias, Murphy, OTRA VEZ.

5. "BAH, NO CARGO EL MÓVIL, ME QUEDA UN 56% Y VA A SER UN MOMENTO"

Y terminas pidiendo cargadores por el bar y ligándote al camarero para que te enchufe el teléfono detrás de la barra. Vergonzoso. (Aunque si es guapo puedes pedirle que te enchufe más cosas…)

NUEVOS TIEMPOS