TENDENCIAS
15/01/2015 15:29 CET | Actualizado 15/01/2015 15:29 CET

¿Existe la fórmula de la felicidad? 5 claves para lograr este objetivo

Igual que ocurre con el secreto de la eterna juventud, muchos llevan años buscando incansablemente la fórmula magistral para ser feliz. Y no sabemos si la hay o no, pero sí es cierto que existen muchas teorías que se aproximan.

Héctor, el protagonista de Héctor y el secreto de la felicidad, el título de la película inglesa que se estrena este viernes 16 de enero en los cines españoles (con Simon Pegg, Rosamund Pike y Toni Collette), parece tener una de esas fórmulas. La clave llega después de que una serie de preguntas sobre la felicidad —¿Por qué soñamos con alcanzarla? ¿Qué es más importante, el éxito o la relación con los demás? ¿Depende de las circunstancias personales o una particular forma de ver las cosas?— le lleven a un viaje por China, el continente africano y Estados Unidos. Y es en esta travesía donde descubre el secreto de la felicidad.

Disfrutar de la familia y amigos son fundamentales para este personaje que creó el francés François Lelord en 2002. Igual que para el coach Carlos Andreu, autor del libro Del Ataúd a la Cometa, quien defiende que la felicidad está en saber encontrar el equilibrio entre amigos, familia, trabajo y salud. Para él, como para Héctor, el éxito (y la felicidad) se resumen en la frase del filósofo y escritor Ralph Waldo Emerson: "Saber que alguien ha sido un poco más feliz porque tú has vivido. Éste es el significado del éxito".

¿Y cómo lograr ese éxito? Cinco puntos son claves para aproximarse a ello.

TU VIDA NO CAMBIARÁ SI HACES TODOS LOS DÍAS LO MISMO

O como lo diría Albert Einstein en una de sus más célebres citas: "Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo". La psicóloga Vanessa Yamuza escribe en su blog ateneapsicología: "Nos hemos acomodado a actuar así y no queremos cambiar porque el cambio cuesta. Es más fácil quejarse. Cambiar supone un gran esfuerzo porque se tiene que desaprender lo aprendido a través de muchos años". Para lograr romper con esta costumbre, lo primero que debemos hacer es reconocer que el problema existe, buscar soluciones alternativas y elegir la mejor para a continuación llevar a la práctica. "Desde mi punto de vista todas las personas tienen el poder para cambiar, solo necesitan la ayuda adecuada".

AMIGOS Y FAMILIA TAMBIÉN DEBEN ESTAR EN TU AGENDA

"Si en tu agenda sólo hay trabajo, en tu vida sólo habrá trabajo". Para Carlos Andreu es fundamental darle presencia a amigos y familia en esta herramienta que sirve para organizar nuestro día a día. Así habría que apuntar desde santos o cumpleaños hasta citas cenas, quedadas... "De lo contrario estaremos dando más importancia en la agenda al trabajo que a cualquiera de los otros tres pilares de nuestra vida, lo que terminaría por generar desequilibrio" o, como el lo llama, llevarnos a ese ataúd hipotético. Del mismo modo no sólo se trata de darle importancia a esos contactos en la agenda, también hay que cuidarlos. Por cuidarlos se entiende ser educado también con ellos y no sólo con los desconocidos o compañeros de trabajo.

CELÉBRALO TODO

La característica común de la gente feliz es que lo celebra todo. Del mismo modo la gente que tiende a la depresión no celebra nada. Según recoge el Instituto de la Felicidad, de Coca-Cola, el 66,9% de las personas que se define como felices festejan siempre su cumpleaños y fechas señaladas, mientras que los que dicen ser poco felices lo hacen en un 39% de los casos.

Y no se trata sólo de celebrar grandes logros o grandes acontecimientos. Hay que prestarle también atención a las cosas pequeñas. "Cuando le dedicamos tiempo a darnos cuenta de que las cosas van bien, eso significa que que valoramos también nuestros pequeños logros del día a día", explicó la psicóloga Susan Weinschenk a nuestros colegas de The Huffington Post. "Esto puede ayudar a nuestro estado de ánimo".

CUIDA TU SALUD

Tanto física como mental. Está comprobado que la actividad física regular reduce el riesgo de padecer depresión. Partiendo de esta bases podemos llegar a la siguiente conclusión: "Igual que el ejercicio físico ayuda a segregar endorfinas (hormona de la felicidad) e influye de forma positiva en el estado de ánimo, se puede pensar que la falta de actividad física genera el efecto contrario", explicó Francisco García-Muro, coordinador de la sección de fisioterapia en la actividad física y deporte en el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid.

Aquí también entra en juego la salud mental, el tiempo que dedicamos a uno mismo para desconectar del trabajo, los amigos, la familia... para hacer cosas que nos gustan y nos relajan. Ya sea escuchar música, ver una película o leer un libro. "Una condición para mantener la salud psíquica es dedicar una o dos horas al día, y uno o medio día cada semana, por ejemplo una mañana o una tarde, a no hacer nada, de manera consciente y deliberada, dedicándose a estar a solas con uno mismo sin las ocupaciones ni preocupaciones habituales", señala la psicóloga Patricia M. Maroñas en un artículo sobre Consejos para evitar los agobios y el estrés.

NO DEJES DE FORMARTE

Si cada día dedicas 30 minutos a leer algo sobre tu trabajo que te ayude a mejorar tu formación, al final del mes habrás dedicado 15 horas a mejorar tu formación. Esto podría ser un libro, lo cual significaría que al cabo de un año habrás leído 12 libros y en cinco ya sumarías 60 títulos que se supone mejorarán tu formación profesional. Con tu formación previa y este extra lo más probable es que tu futuro profesional esté cada vez más asegurado y el miedo o estrés que te pueda producir la incertidumbre laboral se disipe fácilmente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: