POLÍTICA
19/01/2015 18:37 CET | Actualizado 19/01/2015 18:37 CET

La Fiscalía no ve en 'Ciutat Morta' una prueba jurídica para reabrir el caso

YOUTUBE

La Fiscalía de Barcelona no actuará de oficio en el caso 4F basándose en la cinta de la película 'Ciutat Morta', cuyo contenido prevé entregarle el Ayuntamiento de la capital catalana, al considerar que "un documental no es una prueba jurídica".

El filme recoge un supuesto caso de irregularidades policiales vinculadas a las detenciones que se efectuaron el 4 de febrero de 2006 después del desalojo de una casa 'okupa'. La película introduce la posibilidad de que los condenados por los impactos que dejaron tetrapléjico a un guardia urbano no fueran los culpables, y además narra presuntas torturas de la Urbana y Mossos a los detenidos.

'Ciutat Morta', el documental censurado y emitido en la tele catalana

Fuentes del Ministerio Público han explicado a Europa Press que los casos no se pueden reabrir cuando hay una sentencia firme, y que la única opción posible sería que la Fiscalía del Tribunal Supremo (TS) valorase la interposición de un recurso de revisión.

La Fiscalía ha explicado que, en el caso de que les hagan llegar cualquier prueba de carácter jurídico que apunte a descartar que los acusados hayan participado en los hechos o que conlleve indicios de la implicación de otra persona, la vía sería enviar un informe a la Fiscalía del TS para que valorase si poner este recurso.

El teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Joaquim Forn, ha anunciado que el Ayuntamiento llevará a la Fiscalía el documental, que narra las presuntas torturas de cuerpos policiales a detenidos tras el desalojo de una fiesta en un teatro 'okupado' en el que un agente acabó herido de gravedad.

En rueda de prensa, Forn ha explicado que llevarán al fiscal cualquier prueba que puedan tener sobre los hechos del 4 de febrero de 2006 en el Palau Alòs de la calle Sant Pere més Alt, y además, a petición del alcalde Xavier Trias, enviarán un escrito al Ministerio Fiscal que incluirá el documental para que lo revisen y reabran el caso si ven en él nuevas pruebas.

Diversos partidos como el PSC, Ciutadans, CUP y Guanyem también habían pedido reabrir la investigación y Trias ha asegurado que el Ayuntamiento pondrá "todas las facilidades" para contribuir a aclarar el caso porque la mejor defensa para la Guardia Urbana es la transparencia.

UN DOCUMENTAL CENSURADO

En una entrevista de la cadena Cope recogida por Europa Press, ha justificado que el Gobierno municipal lleve a Fiscalía los hechos narrados en el documental por la necesidad de que emprenda acciones si lo ve necesario "y que abra nuevos caminos en la queja que se hace en esta película", que él no pudo ver el sábado en TVC pero que verá este mismo lunes por la noche, ha dicho.

Trias, que era jefe de la oposición en 2006, cuando gobernaba el socialista Joan Clos, considera que el documental está bien hecho, aunque ha matizado: "Tiene una parte partidista, pero creo evidente que denuncia situaciones que, si son reales, no son admisibles", si bien ha defendido el trabajo de la Guardia Urbana.

El canal 33 tuvo que emitir el documental prescindiendo de cinco minutos después de que un juez diera esta semana órdenes cautelares de eliminar la parte del film que hace referencia al exjefe de Información de la Guardia Urbana de Barcelona, Víctor Gibanel.

ESPACIO ECO