INTERNACIONAL
23/01/2015 08:06 CET | Actualizado 23/01/2015 13:04 CET

Alexis Tsipras llama a derrotar el miedo en un mitin multitudinario junto a Pablo Iglesias

La Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA), la formación favorita en las encuestas para las elecciones griegas, llamó a derrotar el "miedo" y el "dolor" y "hacer historia" este domingo en Grecia. Su líder, Alexis Tsipras, pidió una mayoría absoluta en un mitin de cierre de campaña multitudinario en el que estuvo arropado por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. "A partir de lunes acabamos con la humillación nacional", prometió.

Tsipras prometió ante miles de personas en un ambiente muy festivo en la plaza Omonia de Atenas una nueva era en la que la democracia volverá a Grecia, su lugar de nacimiento. "Nadie puede pararnos", dijo, y pidió el respaldo de "todos" los griegos, sin importar "lo que hubiesen votado hasta ayer", para poner fin a un "sistema corrupto".

"Una mayoría absoluta de Syriza traerá consigo la autonomía de Grecia en Europa. Necesitamos la mayoría absoluta para asegurar la salvación social y para restaurar la dignidad", dijo Tsipras en el acto electoral. Unas 10.000 personas se acercaron a escucharle y vitorearle, según la policía, el doble que en las últimas elecciones.

El líder de SYRIZA ha repetido algunas de las grandes consignas que han marcado su campaña, como su interés por plantar cara a quienes, en su opinión, dictan las directrices políticas y económicas desde el exterior. Tsipras se ha referido expresamente a la canciller de Alemania, Angela Merkel, para abogar por el autogobierno y criticar la "subordinación" a las condiciones de la troika.

["La esperanza está de camino, en Grecia y en Europa"]

"TRIUNFO HISTÓRICO DEL PUEBLO"

La nueva era que promete Tsipras será "no solo una victoria de Syriza sino un triunfo histórico de nuestro pueblo, un pueblo que derrotará el miedo y el dolor y formará una nueva unidad nacional". Su partido encabeza las encuestas con una ventaja frente a los conservadores de Nueva Democracia de entre un 4,5 % y un 8 %.

El líder izquierdista aseguró que un gobierno dirigido por Syriza acabará con el "partidismo del pasado", con las "patologías que llevaron a la crisis", como la corrupción y el clientelismo de los partidos tradicionales. "A partir de lunes acabamos con la humillación nacional y con las órdenes del extranjero", dijo Tsipras para añadir que la tarea que espera al nuevo Gobierno es "difícil" y sobre todo necesita honestidad, decisiones claras y posiciones claras.

Tsipras aseguró que Syriza está preparada para asumir el Gobierno, pues tiene "una visión" pero también "un plan". "Tenemos la visión para nuestro país como un país de derecho, de una sociedad abierta a las diferencias, con igualdad de oportunidades para todos, independientemente de su origen, religión, sexo u orientación sexual. Tenemos la visión de que nuestro país volverá a ser la cuna de la cultura y la creatividad", dijo.

El líder de Syriza recordó algunos de los puntos principales de su programa, como la abolición del polémico impuesto sobre bienes inmuebles en su actual formato, el alivio de la carga fiscal de los ingresos bajos y medios y la restauración del umbral exento de impuestos de 12.000 euros anuales.

Además prometió restaurar el salario mínimo en el sector privado en 751 euros, independientemente de la edad, y la paga de Navidad para los pensionistas que cobran menos de 700 euros.

EL ABRAZO CON PABLO IGLESIAS

Al final de su intervención, Tsipras llamó al escenario al líder de Podemos, Pablo Iglesias, para fundirse en un abrazo con él.

Iglesias, a lo Leonard Cohen, le dijo en inglés a los griegos: "First we take Manhattan, then we take Berlin" (primero tomamos Manhattan, después tomamos Berlín). Después equiparó su partido a SYRIZA: "El viento del cambio sopla en Europa, en Grecia se llama SYRIZA, en España se llama Podemos. Vuelve la esperanza", dijo en griego, entre gritos en español de "SYRIZA, Podemos, ¡Venceremos!".

La intervención del político español fue recibida con sorpresa y aplausos del público. "Creo que los dos van a conseguir cambiar Europa, juntos", dijo a Efe una joven asistente al mitin, de nombre Nefeli.

Al acto asistieron también varios líderes de la izquierda europea, entre ellos el todavía coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, y el secretario general del Partido Comunista francés y presidente de la Izquierda Europea, Pierre Laurent. También estaba en Atenas Ada Colau, líder de Guanyem Barcelona.

NUEVOS TIEMPOS