POLÍTICA
04/02/2015 17:53 CET | Actualizado 04/02/2015 17:53 CET

Bárcenas celebró su última noche en prisión invitando a 'cocacolas' y cantando rancheras

EFE

El ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas celebró su última noche en la cárcel de Soto del Real invitando a cocacolas de la máquina y cantando rancheras y temas clásicos españoles con sus compañeros del módulo cuatro, a quienes mandó un saludo mostrando los cuatro dedos a las cámaras de televisión cuando abandonó el centro penitenciario el pasado 22 de enero.

Así lo desvela su hijo Guillermo en una entrevista concedida a la revista Vice, en la que también cuenta que su padre y el expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, también preso en Soto del Real, dormían en módulos distintos y solo coincidían "los domingos en misa".

Además, cuenta que su padre "invitó a algunos presos de su módulo a unas cocacolas de la máquina" y "se puso a entonar rancheras y temas clásicos" la víspera de salir de la cárcel madrileña. "De Baños era mi madre, mi padre de Guarromán..., cosas así", asegura.

Se trataba, dice el hijo de Bárcenas, de una forma de despedirse de sus compañeros pero también de "demostrar que no habían podido con él". "Porque en cuanto reconoció la existencia de una contabilidad B en el PP, cambió radicalmente el trato que recibía por parte del director de Soto del Real y del secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste. Mi padre se quedó solo, sin un apoyo en el partido y sabiéndose el blanco de todas las tertulias e informativos", añade.