ECONOMÍA
02/07/2015 17:57 CEST | Actualizado 03/07/2015 10:51 CEST

El informe sorpresa del FMI que podría haber cambiado todo en Grecia

REUTERS

Este jueves ha salido a la luz un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) que si se hubiese conocido antes, habría podido propiciar un giro en las negociaciones en Grecia. La institución reconoce que la deuda griega es "insostenible" y que sería necesaria que la última propuesta de los acreedores recogiese una quita de la deuda o una prórroga de los plazos de vencimiento.

El documento, un borrador elaborado antes de que se rompieran las negociaciones, el Fondo calcula que las necesidades de financiación de Grecia entre octubre de 2015 y finales de 2018 ascienden a 52.000 millones de euros, de los que sus acreedores deberían asumir alrededor de dos tercios.

El Fondo, encabezado por Christine Lagarde, reclama a sus socios europeos que concedan un nuevo rescate al país heleno hasta 2018 de alrededor de 36.000 millones de euros con unas condiciones similares a las del préstamo actual para que el país pueda cubrir sus necesidades de financiación en los próximos años.

El FMI cree que para garantizar que la deuda es sostenible con una alta probabilidad es necesario que las políticas de Grecia vuelvan a la senda correcta, pero también, como mínimo, ampliar "significativamente" los vencimientos de los actuales préstamos de sus acreedores.

REESTRUCTURACIÓN DE LA DEUDA

El documento advierte de que si el paquete de reformas en consideración se debilita aún más, en particular a través de una nueva reducción de los objetivos de superávit primario y una mayor debilidad de las reformas estructurales, "se volverían necesarias quitas en la deuda".

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, que duerme poco estos días como se deduce por sus tuits de madrugada, compartió después de conocerse el informe un artículo de The New York Times que señalaba que el FMI coincide con Atenas en que Grecia necesita un alivio de la deuda.

En su habitual esclarecedor estilo, el periodista de El País, Claudi Pérez, advierte sin embargo en su cuenta de Twitter:

El FMI recuerda que en su última revisión de la deuda pública griega realizada en mayo de 2014 consideraba que estaba volviendo a una senda de sostenibilidad, aunque seguía siendo "altamente vulnerable" a posibles impactos. De hecho, añade que a finales del verano de 2014, con los tipos de interés a la baja, parecía que no iba a ser necesario un nuevo alivio de la deuda según el programa de noviembre de 2012, si se implementaba tal y como se acordó.

"Sin embargo, cambios significativos desde entonces, como el menor superávit primario de Grecia y el débil esfuerzo reformista que lastrará el crecimiento y la privatización, están llevando a nuevas y sustanciales necesidades de financiación", recalca el informe, que considera harán la deuda pública "insostenible".

El organismo achaca un empeoramiento de la situación a la llegada al Gobierno del primer ministro izquierdista Alexis Tsipras, al rebajarse, en opinión del organismo, los objetivos fiscales y ralentizarse la aplicación de reformas estructurales. "Si el programa (de 2012) se hubiera aplicado como se presumía, no habría sido necesaria un mayor alivio de deuda", dice la institución financiera internacional.

TE PUEDE INTERESAR

Photo gallery España se solidariza con Grecia contra la austeridad See Gallery