POLÍTICA
25/07/2015 16:38 CEST | Actualizado 25/07/2015 16:38 CEST

Javier Fernández defiende la reforma de la Constitución y dice que con Cataluña "falta unidad emocional"

EFE

En todo el remolino de declaraciones sobre Cataluña de las últimas semanas, posiblemente nadie ha hablado del 27S y la independencia con más poesía que el reelegido presidente del Principado de Asturias, el socialista Javier Fernández.

Este sábado, en su toma de posesión del cargo, ha defendido la reforma de la Constitución para "evitar que sea letra y carne momia, venerable e inútil como una supuesta reliquia incorrupta", una herramienta y un marco común de unión para abordar problemas como el de Cataluña. "No nos falta unidad cultural y social; no, lo que nos falta es unidad emocional", ha dicho, refiriéndose a esta comunidad, del grupo de las históricas.

Fernández ha advertido que "la poderosa narrativa con que se desafía al Estado no se vence únicamente con la legalidad", que es a lo que se aferran estos días desde el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al Rey Felipe. Se precisa también, dice, "hacer lo que nunca hicimos en el pasado: en lugar de romper, reformar".

POTENCIAL "AUTODESTRUCTIVO"

En presencia de la ministra de Fomento Ana Pastor, Fernández ha indicado que "un asunto como el catalán tiene un potencial autodestructivo enorme para Cataluña y para España" y ha añadido que, aunque no dirá jamás que la crisis ha dado pie al independentismo, sí cree que le ha concedido "el monopolio de la ilusión política, que ha reunido en torno a la hoguera del secesionismo y sus cuentos a la lumbre a quienes no sólo no eran independentistas antes, sino que siguen sin serlo ahora".

"La cohesión nacional no es únicamente una galería de banderas, himnos y aromas de leyenda; es sobre todo, un proyecto en común", ha dicho Javier Fernández, que ha advertido que "cuando la desigualdad rompe el espinazo a ese ideal la cohesión se resiente, porque es más vulnerable a la fuerza de la desigualdad que a la de la identidad".

A su juicio lo que hace falta es recuperar el progreso material, restablecer el ascensor social y combatir la desigualdad son los hilos esenciales con los que tensar el nervio principal de la cohesión de nuestra sociedad. "Eso y asumir que, con Cataluña, no nos falta unidad cultural y social; no, lo que nos falta es unidad emocional", ha dicho Fernández.

(Puedes seguir leyendo tras el tuit...).

MANO TENDIDA

En cuanto a los retos de la nueva legislatura en Asturias, el presidente ha reivindicado este sábado "capacidad de entendimiento y esfuerzo común" para defender los intereses del Principado. "La Asturias fuerte no se ensimisma, se esfuerza en romper la dichosa intransitividad. Es la fortaleza de la sociedad la que obliga a superar la medianía", ha insistido, en el mismo tono casi literario de su discurso. El socialista se ha referido a la reforma de la financiación autonómica y ha la publicación de las balanzas fiscales y ha destacado que ante estos datos sobresale la idea de que Asturias recibe más de lo que da.

"Surgía una vez más la especie del Principado pedigüeño y subvencionado. Me sorprendió que nadie anotase que esa cuenta incluye las pensiones, el flujo de ingresos correspondiente a nuestros pensionistas y jubilados. Tanta balanza fiscal, pensé, y nadie repara en la balanza vital y social, en el derecho obtenido con décadas de trabajo. Me rebelo", ha dicho Fernández.

La ministra Pastor, contagiada del tono del asturiano, también ha pedido un "plus de sensatez" ante el nuevo escenario político, aunque cree que "a estas alturas de la democracia no habría que tener que decirlo". Una sensatez que ha valorado en el socialista, por su tono amable y su oferta de apoyo "personal" y del Gobierno en su segundo mandato como mandatario.

Tras muchos cambios de postura, Javier Fernández salió investido como presidente electo de Asturias el pasado día 21, tras una votación en la que su candidatura sumó 19 votos -14 del PSOE y 5 de IU- frente a los 14 de la aspirante popular -11 del PP y 3 de Foro- y las abstenciones de Podemos (9) y Ciudadanos (3).

El candidato del PSOE a La Moncloa, Pedro Sánchez, ha arropado a su colega de partido en el acto, y lo ha felicitado así en Twitter: