TENDENCIAS
29/07/2015 08:06 CEST | Actualizado 29/07/2015 08:06 CEST

Cómo aprovecharse de una cancelación o un 'overbooking' en el aeropuerto

PIXABAY

El avión es el medio de transporte más rápido y uno de los más seguros. Pero en épocas de elevado tráfico aéreo, como son los meses de verano o las navidades, aumentan las probabilidades de que los usuarios sufran retrasos, overbooking o cancelaciones.

España es uno de los países europeos en el que los consumidores casi no reclaman, bien por conformismo, bien por desconocimiento. Planeta LowCost ha elaborado una guía para que los pasajeros conozcan sus derechos y no pierdan ni un solo euro por incidencias ajenas a ellos durante los traslados entre aeropuertos.

COMPENSACIONES ECONÓMICAS

La mayoría de las veces el cliente, que sufre alguna de estas incidencias habituales a la hora de viajar en avión, desconoce si le corresponde algún tipo de compensación económica. En webs como www.flightright.es ponen a disposición de los afectados una calculadora en la que introduciendo el número de vuelo hacen una estimación de la indemnización que le correspondería al pasajero.

Las compensaciones económicas por retrasos (superiores a tres horas) o cancelaciones se calculan en función de los kilómetros del trayecto. Pueden ir de los 250 a los 600 euros (en vuelos de más de 3.500 kilómetros). La letra pequeña dice que en caso de que estos se produjesen por circunstancias excepcionales como el mal tiempo y siempre que el viajero hubiese sido informado con antelación suficiente (al menos dos semanas) de la variación o cancelación de su billete o le ofrecen la posibilidad de viajar en un vuelo alternativo con la misma ruta y horario similar, el usuario no tendría derecho a percibir ninguna indemnización por parte de la compañía aérea.

OVERBOOKING

Este término anglosajón que se ha instalado en nuestro vocabulario hace referencia a una fórmula legal y habitual, que consiste en vender más asientos de los que realmente se pueden ocupar. Esta práctica común es utilizada por las empresas del sector para evitar pérdidas económicas derivadas de las cancelaciones de última hora.

En estos casos, el viajero además de poder elegir entre la devolución del importe íntegro de su billete o el cambio a una fecha que a él le convenga, la compañía deberá abonarle de forma inmediata de 150 a 300 euros, en función de los kilómetros del trayecto.

Los más avispados podrán conseguir mejorar estas condiciones. A veces la compañía pide voluntarios entre el pasaje para que pospongan sus vuelos. Los interesados tendrán beneficios adicionales ofrecidos por la empresa como volar en clase preferente o un descuento para poder volar en primera en futuras ocasiones y un aumento de la indemnización que le correspondería como pasajero afectado por esta situación. Además de la devolución íntegra del coste del billete no utilizado.

Sin lugar a dudas, sufrir overbooking cuando no se tiene prisa puede ser un negocio casi redondo, ya que en más de una ocasión sería el pasajero el que esté siendo pagado por viajar en primera clase. El único pero es que no hay manera de saber si nuestro vuelo va a estar afectado por la sobreventa de billetes

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: