POLÍTICA
14/09/2015 11:12 CEST | Actualizado 14/09/2015 11:15 CEST

Rajoy habla de lo que no es justo para su mujer

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se marchó de cañas con Ana Rosa Quintana a un bar cercano a la sede del PP en la calle Génova, un lugar que frecuentaba antes de ocupar La Moncloa y en el que su debilidad son "las papas con mojo".

En las 24 horas que Rajoy concedió al programa de la presentadora en Telecinco, mostró algunos de los rincones más desconocidos del palacio presidencial y reveló algunas anécdotas de su vida privada.

Así, reconoció no salir "casi nunca" en Madrid, aunque algo más en Galicia, y reconoció que esta falta de planes y privacidad no es fácil para su familia: "No es justo para mi mujer", recalcó.

Después de mostrar dónde celebran los consejos de ministros y charlar, entre otros asuntos, de la abdicación de Don Juan Carlos, el presidente mostró su cara más humana quitándose el traje y visitando uno de sus lugares de referencia en la capital. Estaba tan tranquilo que "se tomó cinco dobles", según colaboradores del programa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR