INTERNACIONAL
12/11/2015 16:05 CET | Actualizado 12/11/2015 16:05 CET

Corbyn no se arrodilla ante la reina Isabel II

AFP

"No tengo previsto arrodillarme, no". Y no lo hizo. Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista británico, ha cumplido con su palabra y no ha doblado la rodilla ante la reina Isabel II durante la ceremonia para entrar como jefe de la opisición al Consejo Privado de la monarca, como manda la tradición.

El protocolo en este tipo de actos manda que quienes entran a formar parte del Consejo de la reina han de arrodillarse sobre un taburete y besar la mano de la regente. Sin embargo, según informa The Guardian, Corbyn, de convicciones republicanas, no lo ha hecho como ya anunció y porque, tal y como relata este periódico, "Buckingham Palace no fuerza a los miembros del Consejo Privado a hacer cosas con las que no están cómodos".

Corbyn alegó en octubre que tenía otros "compromisos adquiridos" para no presentarse en un acto cuyo protocolo suele exigir una genuflexión ante la soberana británica y un besamanos.

Su negativa a incorporarse en un primer momento a ese consejo (un cuerpo consultivo formado por unas 600 personas, entre políticos, jueces y obispos) le valió a Corbyn numerosas críticas en el Reino Unido.

Pero un mes después de su primera negativa, Corbyn ha acudido esta tarde al Palacio de Buckingham para ingresar en el Consejo de la reina, del que tiene garantizado su derecho a ser parte como líder de la oposición. En este órgano se debaten, entre otros asuntos, informes elaborados por los servicios secretos.

TE PUEDE INTERESAR

NUEVOS TIEMPOS