NOTICIAS
10/12/2015 10:38 CET | Actualizado 10/12/2015 11:02 CET

Mourinho dispara a Casillas y Diego Costa le remata

Mourinho volvió a demostrar que el estilo no es lo suyo, y más si en medio de la historia está Iker Casillas. Cuando perdió en tierras portuguesas en el primer partido de la fase de grupos no dijo nada. Esperó callado a tener su momento, que llegó este miércoles. El Chelsea eliminó al Oporto (2-0) de la Champions y el técnico portugués lanzó un dardo envenenado al guardameta.

"Quizá esta sea una buena oportunidad para Iker para ganar el único título que le falta", dijo. Utilizó un tono muy educado, como de apoyo sincero, pero la frase es la que es, sobre todo si tenemos en cuenta que horas antes la web del club londinense invitaba a tirar mucho a puerta durante el partido por la debilidad del guardameta, algo en lo que seguro que Mourinho no tuvo nada que ver.

¿Aún no conoces El HuffPost Deporte en Facebook? ¡ÚNETE!

En zona mixta Casillas se mostró cansado de este enfrentamiento y se limitó a decir que cada uno escriba lo que quiera, pasando por encima de la polémica personal y centrándose en su equipo. Confesó estar ya un poco harto de las continuas preguntas sobre su relación con José Mourinho y remarcó que cada uno tiene "su carrera" deportiva y que no hay que "darle más vueltas" a como se llevan tras lo que sucedió en su convivencia en el Real Madrid. "Estoy hasta las narices", zanjó en Onda Cero.

Pero durante el partido también fue sonado su enfrentamiento con el también internacional Diego Costa, quien tuvo un feo gesto en forma de pisotón con su capitán en la 'Roja'. Ambos se enzarzaron y después del partido el delantero se apresuró en decir que no había pasado nada y que su relación con Iker es buena, bromeando incluso al decir que de lo contrario no podría volver a la selección. Justo lo que necesitaba Casillas.