NOTICIAS
19/01/2016 16:49 CET | Actualizado 19/01/2016 16:49 CET

Operar por las tardes y fines de semana: así es el plan de Cifuentes para mejorar las listas de espera

EFE

Abrir los quirófanos por las tardes e incluso los fines de semana son dos de las medidas estrella que incluye el llamado Plan Integral de Mejora de las Listas de Espera Quirúrgica y Diagnóstica, presentado este martes en Madrid.

Dotado con 80 millones de euros -20 millones al año desde 2016 a 2019-, el plan tiene el objetivo de "mejorar las listas de espera" tanto quirúrgica como diagnóstica, según ha anunciado la presidenta regional, Cristina Cifuentes. Lo ha hecho en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno en la que se que ha acordado 'poner una inyección de 80 millones de euros a la sanidad pública madrileña.

Entre otras medidas, el Plan establece que la lista media de las intervenciones quirúrgicas no urgentes no deberá exceder de 30 días; la concesión de las altas médicas hospitalarias 'en cualquier momento', incluidos los viernes y los fines de semanas; y la potenciación de la cirugía mayor y menor ambulatoria.

Cristina Cifuentes, junto al consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos

Cifuentes ha recalcado que el objetivo del plan no es sólo disminuir el número de pacientes en espera, sino también, y sobre todo, reducir dicho tiempo de espera, y facilitar información sobe las demoras en cada centro sanitario y en cada especialidad.

Para ello el plan ha diseñado 7 líneas estratégicas que incluyen 30 medidas concretas y más de 40 acciones, entre las que ha destacado diez, las primeras la inyección de 80 millones, la incorporación del mayor número posible de miembros del personal sanitario a este objetivo para agilizar las listas, y establecer un sistema de incentivos para dichos profesionales.

DIFICULTADES PARA APLICAR EL PLAN

Incentivos, ha explicado después el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, que se fijarán en los 'Pactos de Gestión' que se suscribirán con cada hospital de forma individual y voluntaria según se acuerde con la gerencia y las supervisiones de cirugía y enfermería, de manera que podrían ser incentivos económicos, de días libres o de cambio de horario, en función del pacto que se suscriba.

Hasta ahora, ha seguido diciendo, estos pactos han tenido 'gran aceptación', pero 'desafortunadamente también hay profesionales que están poniendo chinas en el camino', y en algunos centros en los que no hay pactos 'hay sectores profesionales que están en contra de poder operar por las tardes', un problema que 'intentaremos solucionar persona a persona'.

Las altas se darán cualquier día de la semana, no como sucede ahora, cuando los fines de semana no se dan

Fines de semana y tardes también se operará -de hecho, Cifuentes ha explicado que en diciembre se realizaron 1.173 intervenciones en horario de tarde en hospitales públicos-, y las altas se darán cualquier día de la semana, no como sucede ahora, cuando los fines de semana no se dan altas, lo que hace que algunos pacientes ocupen camas innecesariamente.

Otra de las medidas que contempla el plan es fijar prioridades dentro de la lista de espera, en función de la patología y del riesgo para la vida o para la recuperación del paciente, aunque el objetivo es que el tiempo medio de espera no supere los 30 días en las intervenciones no urgentes.

También se potenciará la cirugía mayor y menor ambulatoria, elaborando un catálogo de intervenciones que se puedan llevar a cabo; y se impulsará la participación de los profesionales en la cirugía menor en los centros de salud.

Además, se dará prioridad a la derivación de los pacientes entre centros públicos, 'disminuyendo al máximo la externalización o la derivación a centros no públicos'.

MEJORAR EL DIAGNÓSTICO

Junto a este plan, el Gobierno está elaborando otro -que espera poner en marcha en breve- para mejorar la lista de espera diagnóstica.

Unas medidas que el Gobierno anuncia días después de modificar el cómputo de pacientes en listas de espera, que ha elevado de unos 20.000 a casi 80.000 el número de personas aguardando a ser operados, al cambiar los criterios respecto a lo que hacían los anteriores Ejecutivos de Esperanza Aguirre e Ignacio González.

Cifuentes ha señalado que aquellos criterios anteriores 'pueden ser discutibles o no', porque cada Gobierno 'intenta hacer las cosas de la mejor manera posible', pero que ahora se quieren modificar para homogeneizarlo al sistema de cómputo nacional y para utilizar criterios 'más realistas'.

"No se trata de una crítica, sino de querer hacer las cosas de forma distinta, aunque eso suponga que de repente aparezcan más personas en la lista. Creemos que el punto de partida debe ser el que más se acerque a la realidad"', ha insistido la presidenta.

Sánchez Martos, por su parte, ha detallado que de los 20 millones anuales que se destinarán a este plan 8,5 millones se los llevará la partida de personal, y de esa cifra 5,5 millones se destinarán a pagar la productividad, y otros 3 millones a contratar los profesionales que sean necesarios (cirujanos, anestesistas y enfermeras).

El consejero ha recalcado que "de momento' no es necesario recurrir a contrataciones, porque se están utilizando los recursos disponibles en el sistema sanitario.

También ha lamentado que hay una asignatura pendiente, y es que hay pacientes que rechazan ser derivados a otros centros para ser intervenidos por diversas razones, "entre ellas, todavía existe un cartel patrocinado por determinados sindicatos que invita a los ciudadanos a que no nos hagan caso y a que cuando les invitemos a derivar a otro hospital no lo acepten".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

NUEVOS TIEMPOS