POLÍTICA
15/02/2016 13:09 CET | Actualizado 15/02/2016 16:29 CET

Podemos recuerda su línea roja al PSOE: el referéndum en Cataluña

ZIPI/EFE

Pablo Iglesias ha apostado por materializar las negociaciones en un Gobierno de “coalición, progreso y de cambio”, que esté basado en el diálogo y que contaría con el sustento de más de once millones de electores. En la propuesta que el líder de Podemos ha remitido a PSOE y a otros agentes políticos y sociales, ha retomado uno de los puntos más polémicos de las negociaciones: la celebración del referéndum "con todas las garantías" en Cataluña para que sus ciudadanos puedan ejercer el "derecho a decidir" sobre el futuro político de esa comunidad.

"Fuimos segunda fuerza [en varias comunidades autónomas] diciendo en todas las partes lo mismo: que España es plurinacional", ha recordado Iglesias. Por eso, desde su punto de vista, "es necesario que en Cataluña haya un referéndum".

Iglesias asegura que su partido no propone vetos en las negociaciones: "Jamás la palabra veto ha estado en nuestro vocabulario, jamás". Sin embargo, aunque afirma comprender que un futuro presidente del Gobierno dialogue con todo el mundo, ha afirmado que "no se puede negociar simultáneamente con Podemos y Ciudadanos", porque la presencia del partido de Albert Rivera es "incompatible con un Gobierno de progreso".

El PSOE no contará con el apoyo de Podemos en la investidura si no alcanzan antes un acuerdo de Gobierno. Iglesias se ha referido a Sánchez como: "El líder socialista, que espero de corazón que sea mi presidente".

CÓMO SERÍA EL GOBIERNO DE COALICIÓN

Los componentes del Gabinete que propone, ha precisado en rueda de prensa, serían miembros del PSOE, Podemos, las confluencias, IU y Compromís, y su representación ha de ser proporcional. "No es momento de hablar de sillones", ha aclarado Iglesias.

Este Ejecutivo de "coalición y de cambio", por el que Iglesias promete "dejarse la piel", en su opinión, daría “estabilidad” al país y sus medidas serían viables presupuestariamente, según consta en la memoria económica que acompaña al documento.

Sus principales objetivos del Gobierno serían priorizar el rescate de las personas, apostar por la creación de empleo digno y con derechos y la reversión de los recortes. Además, habría una apuesta clara por la regeneración democrática -con mecanismos contra la corrupción- y se impulsaría una nueva Transición”. Debe estar a la “altura de los desafíos históricos”, ha añadido Iglesias.

El documento ha sido enviado tanto a los miembros de ese posible Gobierno como al resto de partidos con representación parlamentaria. Hasta el líder del PP, Mariano Rajoy, lo ha recibido -más por "lealtad y cortesía" que porque espere que le apoye. También entendería que Ciudadanos, que ha colocado junto al PP "programáticamente", lo rechace. El partido ha trasladado también sus propuestas a agentes sociales, colectivos civiles y alcaldes de ciudades como Madrid, Valencia y Barcelona.

Los puestos en el Gobierno, ha explicado, se adjudicarían en función de los resultados electorales. Este modelo, según ha dicho, tiene una clara inspiración “anglosajona” con “pesos y contrapesos”.

LAS PROPUESTAS PROGRAMÁTICAS Y LOS 15 MINISTERIOS

Dentro de los ejes programáticos para la conformación del Gobierno que propone aparece un apartado dedicado a la plurinacionalidad y el modelo territorial, en el que, entre otras medidas, apuntan a la necesidad de modificar el artículo 2 de la Constitución en aras del reconocimiento de la realidad plurinacional y a la celebración de la consulta en Cataluña.

Una consulta que, según afirman, deberá contar "con todas la garantías democráticas, jurídicas y logísticas" que "permite y ampara" el artículo 92 de la Constitución española, que establece que "las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum".

Sugieren también "correcciones imprescindibles" en la estructura del Estado. Para empezar, se reducirían el número de altos cargos y su sueldo.

El Gobierno estaría formado, según ha explicado, por 15 ministerios, como el Cultura, Igualdad, Investigación, Desarrollo e Innovación y Medio Ambiente -como propone también el PSOE- y secretarias de Estado como una dedicada a la lucha contra la violencia machista, la infancia y contra la corrupción. Proponen también una oficina de los derechos humanos, "que se encargue de asegurar que las medidas de rescate social no se queden en el papel"; y darle una vuelta al Ministerio de Administraciones Públicas para que se convierta en el de "Plurinacionalidad, Administraciones Públicas y Municipalismo".

Entre otros asuntos, ese Departamento impulsará las reformas y cambios constitucionales. La Carta Magna, según Podemos, debería blindar los derechos sociales y políticos, acabar con "la lacra de las puertas giratorias", garantizar la independencia de la Justicia y "solucionar lo territorial democráticamente".

En su propuesta sobre la estructura que debería tener el gobierno de coalición al que aspiran, la Vicepresidencia -que pide el líder del partido morado, Pablo Iglesias-, continuaría con la supervisión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y el Boletín Oficial del Estado (BOE), así como la Presidencia de la Comisión de secretarios y subsecretarios de Estado y la relación del Gobierno con las Cortes Generales. "No vería por qué el nuevo vicepresidente debería tener menos atribuciones", ha comentado.

Iglesias es "enormemente optimista" sobre las negociaciones, por la "enorme ilusión" que asegura que la gente de la calle le transmite para que lleguen a un acuerdo con PSOE. Está convencido, insiste, en que se puede llegar a un Gobierno de coalición presidido por Pedro Sánchez. "Me voy a dejar la piel para que sea posible", ha asegurado.

Propuesta Gobierno Cambio

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EL HUFFOPOST PARA BADI