SPAIN
01/03/2017 03:21 CET | Actualizado 01/03/2017 03:21 CET

Tocar un instrumento es bueno para el cerebro

BIM VIA GETTY IMAGES

Tocar música mantiene ágil a tu cerebro. Lo dicen varios estudios científicos, que demuestran que tener una educación musical puede mejorar la estructura y el funcionamiento del cerebro, la memoria a largo plazo y contribuir a un mejor desarrollo cerebral para aquellos que empiezan a tocar música desde pequeños.

Además, los músicos suelen tener más claridad mental. Según un estudio de la Universidad de Montreal (Canadá) que se publicará este mes en la revista Brain and Cognition, los músicos reaccionan a los estímulos mucho antes que quienes no tocan ningún instrumento.

Estos descubrimientos indican que el hecho de tocar un instrumento musical ayuda a mantener el cerebro lúcido y puede llegar a prevenir ciertos aspectos del deterioro cognitivo en las personas mayores.

"A medida que las personas se van haciendo mayores, el tiempo de respuesta es cada vez más lento", explica Simon Landry, el autor principal del estudio y estudiante de doctorado. "Ahora que sabemos que tocar un instrumento disminuye el tiempo de reacción, puede que les beneficie empezar a tocar uno".

Para este pequeño estudio, los investigadores compararon los tiempos de respuesta de 19 estudiantes que no tocaban instrumentos y de 16 estudiantes músicos que formaban parte del programa de música de la universidad y que llevaban tocando un instrumento por lo menos siete años. Tocaban el violín, la viola, el arpa e instrumentos de percusión.

Empezamos a comprender un poco mejor los beneficios de tocar instrumentos y parece que van más allá de la música.

Cada participante se sentaba en una habitación en silencio y se le pedía que pusiera una mano en un ratón de ordenador y la otra en una pequeña caja que vibraba silenciosamente de vez en cuando. Tenían que hacer clic con el ratón cada vez que la caja vibrara, cuando escucharan un sonido en los altavoces que tenían enfrente o cuando ocurrían las dos cosas a la vez. Estas estimulaciones se repitieron 180 veces cada una.

Tal y como se creía, los músicos reaccionaban más rápido que los participantes no músicos a los estímulos auditivos, táctiles y multisensoriales.

Landry explica que esto se debe a que hay que mantener alerta varios sentidos a la hora de tocar instrumentos. Por ejemplo, un violinista utiliza el tacto para sentir las cuerdas, pero también necesita escuchar para producir la nota adecuada.

"Este entrenamiento de los sentidos a largo plazo, en el contexto de tener que producir algo muy concreto, refuerza los patrones neuronales de los sentidos", señala Landry. "Además, utilizar los sentidos en sincronía durante largos periodos de tiempo (los músicos practican durante años) mejora el trabajo conjunto. Todo ello contribuye a un tiempo de reacción multisensorial más rápido".

Anteriormente, Landry también se dedicó a investigar cómo el cerebro de los músicos procesa las ilusiones sensoriales. Los autores del estudio explican que los resultados de este y otras investigaciones indican que a los músicos se les da mejor procesar la entrada de información de varios sentidos a la vez. Sin embargo, se necesita investigar más para determinar si la música retrasa el deterioro cognitivo natural que se debe a la edad y, en caso de que se confirme, cómo lo hace.

"Tocar un instrumento influye en más habilidades aparte de la música", resume Landry. "Acabamos de empezar a comprender un poco mejor sus beneficios y parece que van más allá de la música".

Si necesitas más motivos por los que empezar a tocar un instrumento, echa un vistazo a este vídeo que explica cómo influyeen nuestro cerebro. Los subtítulos en español se pueden configurar en el icono de la rueda (en el vídeo, abajo a la derecha).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés Armenteros.

Ve a nuestra portada Facebook TwitterInstagramPinterest

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'