NOTICIAS
07/03/2014 18:46 CET | Actualizado 07/03/2014 18:46 CET

Un estudio confirma que hay personas a las que no les gusta la música

GETTY

Por si no estaba claro, hay personas a las que no les gusta la música, que son insensibles a ella y no sienten placer al escucharla. Así lo ha constatado un equipo de investigadores catalanes, a través de un estudio de la Universidad de Barcelona y del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Bellvitge, publicado en la revista Current Biology.

Según los resultados, las personas con incapacidad para experimentar placer no presentan un incremento en la actividad cardíaca ni en la de la piel al oír música placentera, como sí lo hacen aquellas sensibles a las melodías.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores eligieron tres grupos de diez personas cada uno, con las características de respuesta emocional alta, media y baja, respectivamente.

MÚSICA Y DINERO

Josep Marco-Pallarés, del departamento de Psicología Básica de la Universidad de Barcelona, ha explicado que a cada uno de ellos se les hizo dos pruebas, una musical y otra relacionada con ganar o perder dinero, con el objetivo de comprobar que, aunque la persona no fuera sensible a la música, sí lo era a otro tipo de recompensas, como obtener dinero.

Para la prueba musical, los investigadores reprodujeron obras musicales escogidas por ellos -habiendo preguntado antes a un grupo de estudiantes- y piezas que habían traído los participantes, y la primera sorpresa fue ver que a un determinado grupo el hecho de elegir música ya les era difícil.

Después, se les preguntó a los participantes si las piezas -como las Cuatro Estaciones de Vivaldi, Carmina Burana o el tema de Barcelona 92- les resultaban placenteras, y tenían que pulsar diferentes botones a la vez que sonaba la música -dependiendo de si les gustaba poco, mucho o sentían escalofríos-.

Mientras, se medía el ritmo cardíaco y la sudoración de los participantes. Según Marco-Pallarés, aquellos a los que la música les emociona sufrieron un incremento en el ritmo cardíaco y en la sudoración de la piel, relacionados con el grado de placer, mientras el grupo al que no les provocaba ningún placer no mostró cambios.

ENTRE UN 1% Y 5% DE LA POBLACIÓN

"Los resultados muestran como personas sanas, sin patologías asociadas al sistema de recompensa o con problemas para percibir la música, no responden emocionalmente ante la música", ha asegurado Marco-Pallarés, quien ha señalado que este trabajo podría conducir a una nueva comprensión del sistema de recompensa y cómo éste se conecta con otros sistemas.

De esta forma, los investigadores han demostrado que hay personas insensibles a la música, aunque no al placer que supone ganar dinero. En cuanto al número que podría no sentir ningún placer ante la música, el experto ha declarado que se especula que entre un 1% y 5% de la población, pero son necesarios estudios más exhaustivos.

Si quieres comprobar qué sensibilidad tienes tú a la música, puedes hacerlo aquí con un cuestionario (inglés) elaborado por los mismos investigadores.

ESPACIO ECO